Y todavía hay quien cree que mandan los gallos

0
75

La vida está llena de disputas. El decursar de la historia ha sentado el precedente de que el hombre esquién manda.Sometida así la mujer muchos años bajo el yugo de los varones, los que llevan los pantalones y deciden que hacer o decir.

En pleno siglo XXI féminas en el mundo sufren del menosprecio, la violencia y la discriminación de algunos hombres con concepciones primitivas, por cierto muy a su favor.

Gallos finos, de pelea se proclaman algunos cuando muestran espuelas bien afiladas para atacar a las que a su juicio deben obedecer: las mujeres. Olvidan estos indeseables personajes que les dio vida una gallina y por tanto aún sin pelear son estas las que mandan en la valla.

Pienso que muchos malinterpretaron el significado de la palabra hombre que en su sentido genérico aúna a la especie humana sin distinguir en sexo.

Nada mejor que un día tras otro reza un viejo refrán, y la vida ha demostrado la capacidad de las mujeres que han sabido desmoronar arcaicos y míticos preceptos que la desvalorizan.

 

Gobernantes, científicas, deportistas, empresarias, fuertes contrincantes en todas las esferas de la vida social, política y económica de muchas naciones resultan las mujeres.

En el hogar las ya clásicas jugarretas de convencimiento doblegan a los hombres a ceder al pedido de sus esposas, quienes so pretexto de ser quienes dicen la última palabra sucumben a los caprichos que a las buenas o las malas consiguen las mujeres,y todavía hay quien cree que mandan los gallos.

Dejar respuesta

Comentario
Nombre