Del verano, algo más  que  sol y  calor

0
430

Junto con el verano llegan los mosquitos, insectos preocupantes no solo para los humanos sino también para nuestros perritos, debemos aumentar los cuidados para evitar que sufran las molestas picaduras y las enfermedades que pudieran ocasionarles.

El mosquito Flebotomo, transmisor de la temida Leishmaniosis

Imagen tomada de internet

y el mosquito Culex pipiens transmisor de la Dirofilariosis canina o “los gusanos del corazón”,

                                                                                                                                                 Imagen tomada de internet

son las especies que provocan padecimientos en los caninos. Hoy les comento sobre la Leishmaniosis, una enfermedad parasitaria grave que se transmite por medio de la picadura del mosquito que si no se controla a tiempo puede ocasionar la muerte del animal.

Esta enfermedad afecta a otros animales y tiene muy poca incidencia en humanos donde no suele ser tan grave como en los perros ya que el sistema inmunológico es capaz de lidiar con la infección, pero sí puede ser delicada en personas con el sistema inmunológico frágil, como son los enfermos de cáncer y SIDA.

Las razas más susceptibles son pastor alemán o el bóxer. Los perros machos, menores de 3 años y entre 8 y 10 suele ser el grupo más afectado.

La Leishmaniosis se caracteriza por su gran variedad de síntomas clínicos. Ligera pérdida de peso, apatía, falta de apetito o fiebre, estos son síntomas generales que pueden pasar desapercibidos. Las lesiones cutáneas son muy frecuentes, zonas sin pelo alrededor de los ojos y las orejas o úlceras en la piel. En las fases más avanzadas se originan daño renal y/o hepático que puede llegar a comprometer la vida del animal si no se controla a tiempo.

La leishmaniosis no tiene cura, la única forma de luchar contra ella es evitando que el animal enferme y en el caso de que el perro se contagie se emplean tratamientos para controlar la cantidad de parásitos en el organismo y se tratan los síntomas que vayan apareciendo.  El perro puede sufrir recaídas, así que el tratamiento se debe continuar durante toda la vida del animal y lamentablemente es muy costoso.

En la actualidad puede prevenirse esta enfermedad de las siguientes maneras:

  1. Evitando que los mosquitos piquen a los perros y le transmitan la enfermedad usando repelentes efectivos (collares). Estos tienen como primer objetivo disminuir el riesgo de infección de un perro sano, pero también, reducir el riesgo de transmisión de la leishmaniosis a otros perros y especies, así como controlar la re-infestación con nuevos parásitos.
  2. Aplicando la vacuna específica contra esta enfermedad que prepara el sistema inmunitario del perro contra una posible infección.
  3. Administrando suplementos específicos que ayudan a reforzar el sistema inmunitario para que el perro tenga una respuesta inmunológica más efectiva.
  4. Administrar el JARABE LEISGUARD, se trata de un medicamento de uso preventivo y terapéutico frente a la Leishmaniosis canina que puede darse tanto a animales sanos como a animales infectados sea cual sea su edad y peso.
  5. No sacar a los caninos al amanecer o anochecer que son los momentos del día en que más mosquitos hay y no dejarlos dormir fuera.

Los expertos han detectado en EE.UU esta enfermedad en el humano. La infección afecta a la piel dejando múltiples cicatrices disformes, lo que hace que se la conozca como la ‘enfermedad zombi’.

La Leishmaniosis es una infección cada vez más común en los ecoturistas que viajan a América Central y del Sur. Los viajeros que visitan la selva del Amazonas tienen gran probabilidad de exponerse al contagio. Las infecciones cutáneas y de las mucosas causan cuantiosas cicatrices y la leishmaniosis visceral puede ser mortal, por lo que un diagnóstico a tiempo y un tratamiento supervisado por un especialista es vital”, explica la experta Naomi Aronson en el portal scienmag.com

 Imagen tomada de internet

 

En Cuba no se han detectado casos autóctonos de la enfermedad, lo que no debe restar interés al conocimiento sobre los mismos. La importancia de la Leishmaniosis en el contexto internacional y la posición geográfica de Cuba, apoyan este interés. Sí, se ha diagnosticado la enfermedad en médicos colaboradores en misiones internacionalistas.

Estos son los datos y las conclusiones  de este comentario. En todo caso  recomiendo consultar cualquier duda con respecto a su mascota con el veterinario.

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre