Victoria de Cuba frente al gigante de las siete leguas

0
182

                                                               “No hay proa que taje una nube de ideas. Una idea enérgica, flameada a tiempo ante el mundo, para, como la bandera mística del juicio final, a un escuadrón de acorazados.”

José Martí.

Otra vez Cuba recibió el respaldo mayoritario en la Asamblea General de Naciones Unidas. 187 países votaron a favor de la mayor de las Antillas y condenaron el bloqueo que Estados Unidos mantiene por más de medio siglo sobre nuestro país.

Las presiones del gobierno estadounidense para menoscabar el voto a favor del proyecto de resolución de Cuba no surtieron el efecto esperado por los patrocinadores del odio; pudo más la razón y la justicia de las personas de bien que la mezquindad de los lacayos que secundaron a Estados Unidos en su afán por perpetuar el bloqueo.

La historia se repite por vigesimoctava ocasión.  Desde 1992, la Asamblea General de las Naciones Unidas ha aprobado con progresiva mayoría la resolución cubana“Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”. Desde entonces  ha exigido  el levantamiento de ese anacrónico, cruel e inhumano mecanismo que hace 60 años enfrenta la isla.

La victoria es de Cuba, triunfaron la verdad, la razón y la justicia ante la prepotencia y arrogancia de quien se cree dueño del universo. Plegados a la ignominia estuvieron Israel como ya es costumbre, y ahora Bolsonaro que no representa el sentir de Brasil pero sí todo su retorcido pensamiento. También  los dubitativos Colombia y Ucrania, como era de esperar. Dios probablemente no los cría, pero el diablo sí los junta.

El bloqueo forma parte de nuestra historia, varias generaciones de cubanas y cubanos hemos nacido bajo su fatal existencia y junto a esa realidad ha tocado a Cuba levantarse digna, altruista en defensa de su presente y de su futuro, algo que no perdonan los acérrimos enemigos del país que somos.

La derrota es para los gestores del odio, para los defensores de la perpetuidad del bloqueo, para los que insisten en asfixiar a un pueblo bajo la idea de derrocar a su gobierno. La derrota es para el gigante de las siete leguas.

5/5 - (2 votos)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre