Un ejemplo digno a imitar

0
299
Camilo-Cienfuegos-foto-Radio-Rebelde

Fundador del Ejército Rebelde y uno de sus jefes principales durante la Guerra de Liberación Nacional; destacado revolucionario de extracción humilde y amplia ascendencia popular por su carácter jovial y natural desprendimiento, Camilo Cienfuegos Gorriarán nació un día como hoy, del año 1932.

Desde muy joven, comprendió que el entorno de la seudorrepública no le ofrecía porvenir alguno, por eso viajó a la ciudad de Nueva York con solo 21 años de edad, en busca de mejores oportunidades económicas para su familia.

Pero el ambiente que el joven emigrante encontró en la Gran Manzana, muy pronto lo convenció de que, en realidad, la situación social que afrontaba en su patria exigía acciones trascendentales, que fueran mucho más allá de intentar esfuerzos individuales para sobrevivir.

En 1955, Camilo fue detenido y deportado a Cuba. De retorno a la patria se incorporó a las luchas estudiantiles y resultó herido en una manifestación de protesta.

Preso, torturado y fichado por los sicarios del régimen dictatorial tuvo que retomar el camino del exilio en Nueva York, hasta que allí supo del proyecto que encabezaba el líder cubano Fidel Castro.

Aquella empresa encajaba en los ideales del joven Cienfuegos Gorriarán, quien de inmediato partió para integrarse como uno más de los 82 expedicionarios del yate Granma, que el dos de diciembre de 1956 desembarcara en las costas cubanas.

El valor y la audacia de Camilo fueron factores claves en su desenvolvimiento guerrillero, para cumplir misiones decisivas en el desarrollo de la guerra.

En abril de 1958 fue ascendido al grado de Comandante, el más alto de la guerrilla, y junto con el también Comandante Ernesto Che Guevara, emprendió la invasión desde Oriente hasta Occidente para llevar la guerra a los llanos.

La humilde extracción social de Camilo Cienfuegos Gorriarán, sastre de oficio, su temperamento jovial y su sonrisa franca, con la que ganaba amigos desde el primer encuentro, lo convirtieron en uno de los más carismáticos dirigentes de la Revolución Cubana.

Camilo fue el hombre de confianza de Fidel en los momentos difíciles de la guerra y el luchador abnegado que hizo siempre del sacrificio un instrumento para templar su carácter y forjar el de la tropa.

Camilo era Camilo, señor de la vanguardia, guerrillero completo que se imponía por esa guerra con colorido que sabía hacer. Un ejemplo digno a imitar por las nuevas generaciones.

 

5/5 - (1 voto)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre