Demanda y producción dos retos frente a frente

0
14

San José de las Lajas tiene en la producción de alimentos fuertes retos por estos días, cuando la provincia Mayabeque y toda Cuba se enfrentan al punto más difícil de la crisis epidemiológica mundial que ha puesto en jaque a la economía del planeta.
Como otras zonas de la nación cubana el territorio lajero enfrenta otra vez la aparición de casos confirmados de la Covid-19, y al mismo tiempo la obligación de mantener la producción de alimentos para la localidad y para contribuir al sostenimiento de la capital cubana.
Como es lógico, la aparición de casos positivos obliga a los Consejos de Defensa locales a aplicar el protocolo diseñado por el Estado Cubano para tales momentos, lo que implica la activación de puntos de suministro en cada sitio donde se restringe el movimiento de personas y tal circunstancia demanda la concentración de alimentos para satisfacer la demanda.
Por eso el chequeo con frecuencia y monitoreo de los planes y procesos productivos, tanto en la industria como en el sector agropecuario.
En ambos casos la producción enfrenta dificultades motivadas sobre todo por las limitaciones provocadas a la economía nacional por el bloqueo impuesto por el imperio y la cacería de las relaciones comerciales de Cuba con el exterior, que influyen directamente en todos los sectores.
En San José de las Lajas la producción de alimentos de manera industrial incluye productos derivados de la harina, como son las pastas alimenticias, variedades de pan, dulces y otras golosinas que necesitan de esa materia prima deficitaria en muchas ocasiones, por las trabas a las relaciones comerciales con el exterior.
En este caso se encuentran la Empresa Vita Nuova, la Alimentaria y la Cadena del pan, y en menor porciento otras producciones que también usan harina.
El sector agropecuario es la otra rama productiva que aporta de manera significativa al programa alimentario e incluye dos formas fundamentales: la producción de carne y los productos agrícolas como viandas, hortalizas y granos.
Entre las variedades se encuentran en el territorio la carne de cerdo, res en menor escala, y se incrementa la ovina y caprina en algunas entidades como la Empresa Nazareno con un plan para extender además otras especies menores como el conejo, el cuye y variedades de gallina montañesa para la producción de carne y huevos.
Para el incremento de viandas hortalizas y granos las 17 cooperativas del territorio lajero ajustan los planes productivos a la demanda actual que incluye el compromiso estatal para los centros priorizados y la oferta a la población.
Entre los centros priorizados está el sector de la salud junto a la demanda en centros de aislamiento, hogares maternos y otros.
Por esta razón la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños está al tanto de la contratación de la producción de cada etapa e incentiva el compromiso de los campesinos para aumentar las siembras al máximo posible, tratando de sembrar toda área con potencialidades productivas.
Ante esta realidad la producción de alimentos depende esencialmente de la capacidad de sacar provecho a los recursos con que cuenta cada entidad del territorio, independientemente de cualquier limitación.

Agricultura-foto-tomada-radio-mayabeque

Dejar respuesta

Comentario
Nombre