Vilma sigue entre nosotros

0
83

Vilma sigue entre nosotros. Su sonrisa aparece ante lo adverso, su legado nos acompaña e inspira como fuente de valores a la que es preciso acudir.

Su historia está ahí, en todos los que multiplican esfuerzos para hacer que Cuba avance. Cada página de su vida es aliento para ganar cada combate. Ir  a cada una de ellas es descubrir a la heroína.

Dejó de ser la muchacha inquieta por los pasillos de la Universidad de Santiago de Cuba para convertirse en el más bello pétalo de flor de la mujer cubana.

Entonces su vida, su entera vida fue entregada a los más humildes, a las causas más justas, en como situar a la mujer en el más elevado peldaño con iguales derechos.

Eso lo resume todo en pocas palabras, Vilma Espín Guillois, de joven en la lucha clandestina, tierna, suave y perseverante en el combate en pleno corazón de la Sierra Maestra.

La Revolución puso en sus manos una noble y difícil tarea como presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC). En sus jugosas palabras y cuanto hizo tenemos el supremo valor de las féminas en el estudio, el trabajo, en las tareas de la organización como laboriosa abeja que cuaja en miel y paz ante los oscuros remansos.

Vilma está entre nosotros con su voz infinita que prepara las fuerzas desafiando los nudos y anhelos para desgarrar los inquebrantables muros y las más duras piedras.

 

 

Dejar respuesta

Comentario
Nombre