Un hijo ilustre de San José de las Lajas

0
343

San José de las Lajas,  actual capital de Mayabeque, es cuna de hijos ilustres que se han consagrado en el mundo del arte y en especial en la música. Genaro de la Rosa, artista conocido como El Rumbero Mayor, constituye un  ejemplo de ello.

Desde muy pequeño mostró sus dotes de cantante y músico; como artista empírico regaló muchas creaciones a la tierra que lo vio nacer.

En su terruño fundó dos agrupaciones y acogió a muchos jóvenes lajeros con inquietudes musicales, pero solo fue a la edad de 42 años que comenzó a estudiar  teoría y solfeo en la Empresa Benny Moré a la que pertenecía.

De la Rosa formó parte hasta su retiro del conjunto “Antillano” donde se graduó como profesional y aunque su especialidad era el canto, en algunas ocasiones incursionó como percusionista al tocar los bongoes, la tumbadora, los clanes, el guayo y las maracas.

Este lajero fue capaz también  de construir instrumentos y de alguna manera fue maestro ya que enseñó esta habilidad a sus hermanos, hijos, nietos y  a muchos vecinos.

Hasta el momento en que solo se dedicó a la música  fue obrero azucarero del central Portugalete en Liberación, siguiendo el legado de sus antecesores, de quienes heredó también sus raíces musicales.

Como digno homenaje a este destacado creador, la Casa de Cultura de San José de las Lajas,  hoy lleva su nombre.

5/5 - (3 votos)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre