Tarea ordenamiento en Cuba: reto de una faena arriesgada

0
388

La tarea de ordenamiento es un reto para Cuba por la singularidad del momento en que se emprende  tan arriesgada faena.

A diferencia de otros momentos cruciales en la historia del periodo revolucionario de la nación a partir de 1959, la isla atraviesa hoy una atapa que es la más difícil de las 6 décadas transcurridas bajo el nuevo modelo socialista.

Necesitada de una transformación económica para responder a la exigente realidad de una economía global, que pone en crisis sobre todo a los países subdesarrollados, Cuba pone en práctica  la tarea de ordenamiento económico para quitar las trabas internas por el mejor desempeño de la economía y a la vez permite enfrentar  la agresión económica externa desde nuevas perspectivas.

El reto de esta decisión está marcado por la presencia de la covid-19, adversario que ha puesto al mundo al borde del abismo y del cual Cuba tampoco escapa.

La pandemia llegó en el 2020 como una cuña en el rail que impide al mundo tomar por el rumbo apropiado, como para obligar a la  humanidad a reflexione sobre su conducta.

Y en esto también Cuba se incluye con la buena intención de adaptarnos para no desaparecer cual dinosaurio, en una adversidad implacable. Por eso ordenamiento hoy significa mucho más que subir salarios y cambiar precios,  priorizar billetes y encontrar divisas.

El justo ordenamiento debe empezar por la comprensión de su objetivo y la naturaleza del propósito, es decir, ordenar primero la mente humana para hacer consecuentemente lo que exige la tarea.

Aunque a alguien le parezca, la tarea ordenamiento no significa hoy una repetición de lo que fueron en otros tiempos los intentos de rectificar errores y tendencias negativas.

En esta ocasión los cambios  proponen transformación profunda en la práctica, no es un discurso complaciente para dormirnos mientras pasa el tiempo.

Ordenamiento significa aplicar lo acordado y valorar objetivamente  los resultados, sin crear la sensación de que es peor.

El Ordenamiento necesita el tiempo prudente para que la sociedad asimile lo nuevo y pueda comprender que finalmente la diferencia habrá sido para bien.

 

5/5 - (1 voto)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre