Protesta de Baraguá: una hazaña patriótica

0
137

Hoy se cumplen 143 años desde aquel 15 de marzo de 1878 en que tuvo lugar el encuentro entre el Mayor General Maceo y el General Arsenio Martínez Campos, acto que intentaba tranquilizar la insurgencia con el Pacto del Zanjón, que excluía la independencia de Cuba y la libertad a los esclavos conocido por los cubanos como la Protesta de Baraguá.
La Protesta de Baraguá fue un acto de negativa a aceptar el convenio de paz que asumía Pacto del Zanjón, que dio fin a la Guerra de los Diez Años. Fue liderada por el Mayor General Antonio Maceo, otros altos jefes, oficiales y tropas orientales a su mando, protagonizada en el territorio oriental de Mangos de Baraguá.
Hechos como este donde el Lugarteniente General Antonio Maceo anuncia al gobierno español que continuará la lucha, perduran en la memoria.
Maceo no podía entender el Pacto del Zanjón, más doloroso para él que las incontables heridas recibidas en campaña. Con su actitud, él y sus seguidores, a la vez que salvaron su honor de combatientes exaltaron el de Cuba, legando a las generaciones posteriores la posibilidad de proclamar con orgullo que, desde el primer empeño, los revolucionarios cubanos jamás han sido vencidos ni derrotados.
La Protesta de Baraguá no fue un acto de heroísmo impensado, sino el resultado de la madurez de un pensamiento político y de un compromiso de consistente base ética.

Califiquenos

Dejar respuesta

Comentario
Nombre