Leer e interpretar el Código de las Familias

0
385

Conocer con profundidad el contenido del nuevo Código de las Familias  es la clave para una justa votación el próximo 25 de septiembre, cuando los cubanos estamos convocados a las urnas para decidir el destino de un proyecto que al menos hasta ese momento mantendrá el debate sobre su conveniencia a la sociedad.

Por eso para conocer si el código es el más conveniente resulta necesario ante todo leerlo con la debida seriedad, adentrarse en su contenido y sus particularidades de acuerdo a las novedades propuestas.

Es la manera más práctica para saber los cambios que implica con relación a lo vigente hasta el momento, y cuánto beneficio traerá a quienes hoy no tienen todo el amparó que alcanzarán una vez aprobada la nueva ley.

Por eso, para asistir a las urnas el 25 de septiembre con la plena conciencia del objetivo de la votación, lo primordial es conocer la letra de lo presentado a los votantes y además mostrarle el interés personal.

El interés individual a lo que dice el código es crucial porque son los individuos quienes darán aval a este y para ello es necesaria la participación consciente, pues la indiferencia no es la actitud coherente.

Se necesita conocimiento e interés individual porque no resolvemos nada con guiarnos solo  por los comentarios y especulaciones de los demás, en grupos vecinales o reuniones familiares, sin haber leído e interpretado con justeza cada título, pues cada uno asume una responsabilidad crucial al tomar la boleta y plasmar en ella un voto que repercutirá en el futuro de toda la sociedad cubana.

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre