El guardián del medio ambiente

0
109

A Fidel Vasallo Díaz le asiste el orgullo de ser lajero. Atesora una historia que cuenta de su hacer, del empeño  en su labor por más de 20 años ininterrumpidos en Servicios Comunales.

A diario recorre las calles de San José de las Lajas, acompañado de su más  fiel aliado, un enorme  carretón  con el que recoge escombros de escenarios urbanos para dar paso a la higiene y a la belleza.

Las flores y los arbustos de los parques  le sonríen  a su paso agradecidos por su presencia siempre oportuna y por ser testigos del esfuerzo, buen ánimo y responsabilidad con el entorno.

Los muchachos del barrio, tras  el ruido de  su carromato corren a recibirlo cuando llega fatigado pero feliz de haber cumplido con su jornada  laboral, y es entonces que sucede el milagro de la concordia entre los pequeños y este hacedor de la esperanza, quien además es un genuino cultivador de la amistad.

Cuentan que bajo intensas lluvias rescató de una zanja a Marcial un cachorro abandonado, que actualmente le escolta luciendo sus lunares ya crecidos y su fidelidad  a toda  prueba.

Asunción, la presidenta de su Comité de Defensa de la Revolución le llama tesorero de ensueños, pues los ramitos  de No me olvides que crecen en su jardín son atendidos por él y parecen abrir  sus  botones a su llegada  para gratificar tantos  cuidados.

Fidel Vasallo Díaz es trabajador Vanguardia Nacional. Su responsabilidad ante el trabajo, el respeto y buen ánimo que le asisten definen su integridad. Cada jornada cuenta con la mejor huella de este hombre que limpia las calles de las barriadas y las áreas verdes  aledañas  a los centros estudiantiles  de la localidad.

Para San José de las Lajas es como un ícono y sé que con el paso de  los años,  su voz, las ruedas  estridentes de su carretón y su eterna sonrisa compondrán una bella leyenda que revelará la grandeza de un ser humano que ha sabido ser un fiel guardián del medio ambiente.

Dejar respuesta

Comentario
Nombre