Desde el hogar si ahorramos ganamos

0
17
ahorro-electricidad.foto-Cubadebate
ahorro-electricidad.foto-Cubadebate

El ahorro es un tema importante de máxima prioridad para el desarrollo económico del país, en el cual la responsabilidad y sentido de austeridad son vitales.

Ahorrar electricidad es consumirla con racionalidad, sin banalidades ni despilfarros. La energía eléctrica debe ser usada racionalmente siempre, pero en especial cuando su generación se produce quemando combustibles fósiles.

Ahorrar energía eléctrica significa usar la cantidad necesaria al realizar las diferentes actividades. No significa renunciar a recrearse y estar informados a través de la radio y la televisión, escuchar música, iluminarnos, planchar la ropa o refrigerar los alimentos. No significa tampoco disminuir la iluminación hasta el punto en que necesitemos usar espejuelos, ni que carguemos agua para no consumir la electricidad necesaria para bombearla hacia los tanques elevados.

Ahorrar energía no es renunciar totalmente al uso de acondicionadores de aire, computadoras y otros equipos electrodomésticos. El ahorro de energía eléctrica no nos impone limitar el crecimiento económico y social de nuestro país. Se debe usar la electricidad consciente y responsablemente, aplicando las medidas indicadas en dependencia de la necesidad de ahorro que exista.

En el ámbito doméstico, el ahorro de electricidad permite ahorrar fondos que pueden ser destinados a cubrir otras necesidades de la familia. Asimismo, esta práctica alarga la vida útil de los equipos eléctricos que tenemos en los hogares y los que son puestos a nuestra disposición en los lugares de trabajo.

A escala de todo el país, el ahorro de electricidad permite aumentar la intensidad energética y la eficiencia de los procesos en las organizaciones de diversos sectores. Ello se revierte en beneficios para todos, ya que pueden destinarse recursos financieros a otros sectores de la economía nacional con alto impacto social. No olvidemos que aunque una parte de los combustibles que empleamos en generar electricidad son recursos nacionales, el resto son importados.

Ahorrar electricidad contribuye a disminuir la demanda en los horarios pico, lo cual tiene un impacto en la eficiencia del sistema eléctrico y en el costo de la electricidad producida.

Debemos tener presente que ahorrar electricidad alarga la disponibilidad de los combustibles fósiles que se utilizan en su generación y permite un aprovechamiento óptimo de la capacidad instalada en las unidades generadoras.

El ahorro de electricidad es una forma efectiva, económica y al alcance de todos de preservar el medio ambiente. La práctica del ahorro de electricidad lleva implícito el ejercicio de la responsabilidad ciudadana y la solidaridad energética. La batalla económica comienza desde el hogar; si ahorramos, todos ganamos.

 

Dejar respuesta

Comentario
Nombre