mgonzalez@enet.cu 

El combatiente del Ejército Rebelde Calixto Morales Hernández, quien en los últimos años residió en San José de las Lajas fue sepultado el pasado sábado.

Natural de Florida, Camagüey, fue Miembro del Movimiento 26 de Julio, expedicionario del yate Granma y capitán del Ejército Rebelde.

Fue Calixto Morales un hombre que asumió su propia historia con sencillez y compromiso perenne.

Al triunfar la Revolución ocupó varios cargos en la dirección del Estado, entre ellos, Embajador de Cuba en Islas Seychelles.

A finales de la década de 1990, junto a su esposa y otros familiares fomentó una finca dedicada a los cultivos varios y la cría de ganado menor en San José de las Lajas, capital de la provincia Mayabeque.

Desde entonces estuvo presente en las actividades del territorio mayabequense, en esa manera de ser partícipe de la vida del municipio.

En julio de 2009, a propósito del  aniversario 56 del asalto al Cuartel Moncada, fue condecorado con la Distinción Coronel Mambí Juan Delgado.

Calixto Morales no era dado a las entrevistas, más abrigo dos momentos importantes en que pude dialogar con él; en el cine teatro Lajero,  en un panel que acepto integrar y cuando trabajé en el otrora tele San José, antes de comenzar un programa al que fue invitado.

No le gustaba hablar de sí porque “cuanto había hecho le parecía poco”, -me dijo,-  pero lo hizo con la convicción de que servía a la patria; al conocer la noticia de su muerte recordé una frase de nuestro José Martí:  «La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida.»

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *