Una fortaleza, transformada en cuna de los saberes

0
131

Hay sueños que parecen ser vividos  y es que cuando el anhelo es tan fuerte se apodera de nuestros sentidos y ejerce una fuerza tan profunda,  que nuestras pupilas divisan lo añorado.

La magia del empeño y el amor infinito a la Patria   transformó en Ciudad Escolar el 28 de enero de 1960 el otrora cuartel Moncada de este modo se hacía cumplir la profecía  martiana de que “Hombres recogerá quien siembre escuelas” , por los inmensos pasillos que llevan la huella  memorables de los disparos mutilados de  aquel 26 de Julio de 1953,   desfila confiado el futuro , vestido de uniforme y pañoletas enarbolando  miles de banderas que perpetúan la independencia de este país.

La fortaleza atesora un museo abierto con 7 salas que cuentan la historia de la última etapa de luchas hasta el triunfo del Primero de Enero de 1959 , leyenda viva, corazón cubano que no cesa de latir para mantener vivo el pretérito glorioso en los  mozalbetes que  como ellos  se irguieron fusil en mano sin temor a la muerte.

Cuantas vivencias lleva estampada en su interior la  fortificación que sirvió de escenario a la muerte desde el  al gobierno de Miguel Tacón, uno de los más dictatoriales que sufrió la Cuba colonial , hasta llegar al imperio de Fulgencio Batista en medio de una república mediatizada.

Hoy sonrisas, esperanzas, lealtad, confianza y orgullo dibujan las muros del inmueble destinado a los saberes.

Inicialmente se llamó cuartel Nuevo Presidio, después Reina Mercedes y en la República Mediatizada tomó el nombre del General del Ejército Libertador Guillermón Moncada, quien guardó prisión en sus calabozos y enfermó por esa causa de los pulmones.

Posterior  al  asalto el 26 de julio numerosos combatientes fueron asesinados brutalmente en su interior, o al ser detenidos en diferentes puntos de la ciudad tras una feroz persecución.

El antiguo cuartel Moncada en la ciudad de Santiago de Cuba  semeja un magnánimo coloso, que después de protagonizar un  combate de augurios, llega definitivamente triunfante, dando vítores de conquista.  Es  una  prerrogativa, recorrer  el contexto del audaz asalto el 26   de julio de 1953 por jóvenes revolucionarios encabezados por Fidel Castro .

Entre ellos estuvo José Luis Tassende, quien fue fotografiado herido en el Hospital Militar y más tarde apareció en la lista de los muertos en combate.

Las escuelas pertenecientes a  la Ciudad Escolar 26 de Julio llevan el nombre de mártires de esa proeza, como una manera de honrar a aquellos que dieron su vida por la sociedad que hoy disfrutan maestros y alumnos.

Los asiste el orgullo y el júbilo de pertenecer a ese  sitio histórico, patrimonio  de la nación, una bandera cubana  izada con el asta de la fuerza y el valor de los soles truncos , que quedaron para siempre plantados en el corazón del pueblo, entona las notas del himno naciona, y sostiene el eco interminable del vocablo libertad a cien  voces, miles de voces que se proyectan  al infinito, entre libros y fusiles que se entrelazan.

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre