La victoria de abril de 1961

0
44

Abril se inscribe en la historia para afianzar su grandeza. Tras la sutileza de los que odian y la voluntad de los que no claudican se erige la fortaleza de un pueblo, inspirado en sus héroes de ayer y de siempre, en la bandera de la estrella solitaria. Corría abril de 1961. La naciente Revolución Cubana con paso apretado en llanos y montañas afianzaba la campaña por la Alfabetización; la vida, en su total normalidad en un país en pleno desafío con sueños y metas, percibía al cuarto mes del año en medio de la multiplicidad de ideas para hacer firme el porvenir. Más el odio acechaba, era imposible el perdón para una isla que insistía en ser diferente, el decimoquinto día de abril amaneció con colores de guerra y la agresión no se hizo esperar. El cielo cubrió con grises el azul inmenso y Playa Girón resultó la puerta violada del territorio nacional. La generación de entonces, no toleró más el ultraje, se erigió baluarte de la dignidad, y enfrentó la vil agresión mercenaria. Bastaron apenas 72 horas para hacer firme la derrota y empinar la bandea de la estrella solitaria. Bastó el coraje, el amor a la patria, la fuerza de las ideas para defender una vez más el triunfo del primero de enero de 1959. Así, el 19 de abril de 1961, se fraguaba la gran victoria del pueblo cubano, un suceso que ha quedado para siempre en la historia.

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre