Juicio para una invasión mercenaria

0
544

Una brigada contrarrevolucionaria, armada, entrenada y transportada por Estados Unidos, arribó por la Ciénaga de Zapata, al sur de Matanzas, Cuba, la madrugada del 17 de abril de 1961. Todo el pueblo se movilizó, el Ejército y las Milicias, dirigidos por Fidel, contraatacaron de inmediato.

En 60 horas de duros combates fueron derrotados los mercenarios, que se rindieron en Playa Girón al atardecer del día 19 de abril. Más de 150 combatientes revolucionarios murieron y varios civiles fueron asesinados por la aviación de los invasores.

A las nueve de la mañana del jueves 29 de marzo de 1962 da comienzo el juicio que continuaran los Tribunales Revolucionarios a los mercenarios que penetraron en nuestra Patria el 17 de abril del año anterior desembarcando por Playa Girón.

Lo inicial fue el ataque el 15 de abril de 1961 a tres puntos del país para inhabilitar dispositivos dispuestos para responder ataques aéreos. Lo concibieron en aviones falsamente ornados con emblemas de las Fuerza Aérea Cubana. Todo así en aquel hecho, cuidadosamente preparado durante meses y dotado del más poderoso armamento lanzado sobre otro país, tuvo el acento de la falsedad y la farsa.

Más de un millar de mercenarios, capturados durante las tres jornadas de combates y en los días posteriores tuvieron que enfrentar el peso de la justicia revolucionaria en un juicio sumarísimo celebrado entre el 29 de marzo y el 4 de abril de 1962.

En el proceso, que tuvo lugar en el Castillo del Príncipe en La Habana, se pusieron al descubierto los detalles de la artera agresión, planificada, financiada y organizada por el gobierno de Estados Unidos desde mayo de 1960.

Preside el Tribunal Revolucionario el comandante Augusto Martínez Sánchez y actúan como vocales los comandantes Sergio del Valle, Juan Almeida, Guillermo García y Manuel Piñeiro. El Fiscal del Tribunal fue el doctor Santiago Cubas. El Abogado defensor de oficio fue el doctor Antonio Cejas, profesor de la Universidad de La Habana.

Casi al año exacto de la invasión, el 7 de abril de 1962, el tribunal dictó sentencia por el delito de traición contra los mercenarios capturados, a quienes se les condenó a pagar altas indemnizaciones y como subsidiarias a penas de hasta 30 años de cárcel con trabajo físico obligatorio hasta que sea satisfecha la indemnización.

4.7/5 - (12 votos)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre