Estar vacunados no significa descuidarnos

0
162

El proceso de inmunización en la capital de Mayabeque es, sin dudas, un paso de avance en la lucha contra el Coronavirus. La vacuna Abdala con un 92, 28 por ciento de efectividad frente a la enfermedad sintomática severa, causada por el virus Sars Cov 2. es el resultado del arduo trabajo de especialistas y científicos cubanos por frenar la pandemia.

La llegada de la ansiada vacuna ha suscitado opiniones positivas en la gran mayoría de los lajeros, a la vez que renace la expectación del fin de la pandemia. La inyección en el hombro nos protege, nos hace sentir más seguros y es una luz dentro de la obscuridad donde nos ha sumido la Covid 19.

El anuncio de la vacunación en edades pediátricas es otra de las buenas noticias que invaden hoy los hogares lajeros. El saber que nuestros infantes también podrán contar con la fuerza de un inmunógeno cubano es otro motivo de alegría para la familia.

La esperanza y la fe en nuestras vacunas es una muestra fidedigna de la confianza del pueblo en la ciencia cubana, sin embargo aún hoy nos encontramos en un contexto epidemiológico que nos exige, cada vez más, ser celosos con el cumplimiento de las normas sanitarias.

El escenario complejo de la capital de Mayabeque demanda de la colaboración de todos, requiere reforzar las medidas, tener mayor percepción de riesgo, no dar margen al error y continuar atentos al distanciamiento y la higiene personal, ya que estar vacunados no significa descuidarnos.

5/5 - (2 votos)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre