El valor de una respuesta a tiempo

0
118

Una respuesta a tiempo no es oro, pero tiene gran valor. En primer lugar, respeta a quien ha preguntado, aunque no le satisfaga; en segundo lugar, evita malestar e incomunicación.

Sobre las respuestas inmediatas, esas que deben corresponder a planteamientos de la población, insisten los delegados del Poder Popular en San José de las Lajas, quienes representan al pueblo ante la Asamblea Municipal.

Con toda razón la insistencia en aligerar las respuestas, sean soluciones o no a los problemas expuestos por los electores, pero es elemental que con claridad y prontitud se responda porque en ello va la confianza en los delegados y la credibilidad de su trabajo.

Aunque la Administración tiene diseñado un sistema de chequeo y tratamiento a los planteamientos, este no es efectivo ya que el municipio se encuentra actualmente al 74,5% de cumplimiento, en los tres procesos del XVII mandato, así lo dictaminó las Comisión Permanente de Trabajo de Órganos Locales, Legalidad, Defensa y Orden Interior.

Precisa que existe morosidad en las respuestas y suma, que no se realiza el análisis pertinente por parte de las entidades responsables, no todas pasan mensualmente al Consejo de la Administración a recoger los planteamientos como está establecido.

La realidad evidencia que no se ha avanzado con la celeridad necesaria y ello además de desfavorecer el trabajo de los delegados irrespeta al pueblo, que merece explicación oportuna y no silencios.

Resulta impostergable la exigencia a quienes no cumplan ni hagan cumplir lo establecido e infrinjan el acuerdo No. 23-X del Consejo de Estado.

Es imprescindible más que marcar cifras, accionar objetivamente, que cada quien asuma la responsabilidad que le corresponde, y no dilatar respuesta a planteamientos de la población; la morosidad no puede ocupar espacio, los electores merecen respeto y este no car del cielo, está en quienes deben analizar lo planteado y sobre ello actuar.

 

 

 

 

 

 

 

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre