A pesar de todo…

0
100

Un año concluye, 2023 ha sido un período fuerte, donde hemos sentido en la propia piel el peso de la crisis, desordenado vendaval con diversos rumbos que nos ha estremecido, nos ha obligado a repensar y también a valorarnos, bendita estirpe la nuestra que nos hace fuertes, a pesar de todo.

Las noticias en el mundo con más espacio para las guerras, conflictos, el odio que como pandemia hace sus estragos; mientras la paz sigue puntual en el reclamo de las personas de bien que empinan su mayor voluntad por un mundo mejor, con lugar y respeto para todos.

Cuba, en la mira de los que no perdonan y en la mira de los que la aman, sujeto y predicado de vaticinios que estremecen, algunos auguran el fin de su sistema social, o sobrevaloran la capacidad de resistencia de cubanas y cubanos ante cada embate, a pesar de todo.

Culmina un año, en el que también desde las Naciones Unidas se condenó al bloqueo por abrumadora mayoría, aunque sigue ahí, cual látigo alzado y dispuesto a propiciar nuevos y tal vez mayores azotes, esos que hasta ahora por encima de tantísimas heridas no han aniquilado la capacidad de soñar, a pesar de todo.

El éxodo también ha tatuado este año, manera desesperada de algunos por buscar otras salidas, nuevos caminos, no precisamente el sueño americano y sí en gran medida por esa mejora económica propia y de los suyos, a pesar de todo.

El emprendimiento se empina a lo largo y ancho del país, habrá que labrar mejor sendero para que cuanto se haga resulte para el bien de todos, es preciso acorralar las ineficiencias, el pesimismo, la burocracia; es preciso tomar las riendas individuales para sumarlas a ese destino colectivo que requiere el esfuerzo de todos.

2023 culmina y deja lección nítida: las conquistas que afianzan la gloria que se ha vivido requieren de la adultez en todos los órdenes de la vida para desde la disciplina y la austeridad, juntos hacer la luz.

La ejemplaridad, la decencia, la verdad ahora y no después, sumarán fortalezas en la tarea pendiente de hacer un mejor país, porque a pesar de todo, es posible.

Un año nuevo espera por quienes deciden irrigar sus raíces aquí, por quienes sueñan a una Cuba próspera y por encima de cuestionamientos lógicos, la aman y defienden con pasión e identidad, a pesar de todo.

Más allá de la utopía que dibuja un futuro mejor está la certeza de cuan preciso es disponer amor para construir, disciplina para aterrizar planes, compromiso para cumplir sin transgredir y voluntad para perseverar en lo que se quiere.

Por encima de cuántas dificultades hemos afrontado, decidimos seguir haciendo caminos, aceptamos el desafío y persistimos en hacer un mejor país con todos y para el bien de todos, donde abunden las sonrisas y la melodía que corrobore que a pesar de todo, cantamos y apostamos por la felicidad.

 

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre