mgonzalez@enet.cu

Llegan a los hogares de San José de las Lajas, con la notoriedad que los hace ilustres y conocidos, aun cuando nunca se les haya visto.

Son esas personas especiales que definen la alegría o la sobriedad a través de la palabra, desde la grandeza de su decir, desde el alma que habita en el hacer de todos los días, aún  cuando la vida propia aprisione heridas o desventuras.

Cada quien con su historia, con vivencias que revelan la magnitud del tiempo, con la noticia que corre veloz, con la canción que marca época, con el saludo mañanero o la despedida, así irrumpen desde el amanecer los locutores de radio Camoa, hombres y mujeres que también definen el curso de la vida en esta ciudad.

Aún cuando la adversidad ha mostrado sus garras, sus voces han sido precisas en esa manera llana de comunicar, transmitir informaciones, de orientar a la población las medidas imprescindibles para contrarrestar el paso de ciclones y huracanes.

Son esas personas especiales, que desde una cabina llevan de la mano hacia la poesía, la historia o la reflexión de un tema vital, son esas voces  reconocidas,  que resultan amigas y parte de una gran familia: la audiencia.

A solo unas horas de la celebración del día del locutor en Cuba, más que los adjetivos que pudieran enaltecer su obra, más que los calificativos apropiados para honrarles, va desde esta manera de decir, el respeto y la admiración por quienes desde la pulcritud del buen hablar hacen luz.

 

 

 

En Cuba se celebra cada 1 de diciembre en homenaje a la realización en La Habana del segundo Congreso Interamericano de Locutores este propio día de 1954.

Desde el 22 de agosto de 1922, cuando Luis Casas Romero realiza la primera transmisión radial, se fueron creando y organizando diferentes emisoras radiales en toda la isla.

El 20 de octubre de 1935 es creada en Camagüey la primera Asociación de Radio Locutores en Cuba. En años posteriores es creado el Colegio Nacional de Locutores en La Habana. Otras entidades similares se fueron gestando en el resto de las provincias y en otras ciudades.

En 1945 se celebra en Río de Janeiro, Brasil, el primer Congreso Interamericano de Radiodifusores. Al Congreso asistieron delegados de todos los países de América con la finalidad de unificar a las radioemisoras del continente, lo cual dio lugar a la creación de la Asociación Interamericana de Radiodifusores.

La delegación cubana estuvo conformada por Goar Mestre, Ramón L. Bengochea, López del Rincón, Roberto García Serra, Eduardo Héctor Alonso e Ibrahim Urbino, todos representantes de emisoras mediáticas.

En enero de 1947 se celebra en Camagüey el primer Congreso Nacional de Locutores con la participación de locutores de todo el país, entre las resoluciones aprobadas, se citan;

  • Propender a la legislación de la Ley del Retiro del Locutor.
  • Gestionar la creación de la Escuela Nacional de Locutores.
  • Crear la Casa del Locutor en La Habana y Provincias.
  • Propiciar la Ley de Radio.
  • Instaurar el Día del Locutor.

Del 27 al 30 de julio de 1952.se celebra en México el primer Congreso Interamericano de Locutores, organizado por los directivos del Colegio Nacional de Locutores de Cuba y la Asociación Nacional de Locutores de México. En este evento a propuesta de la delegación Cuba, es instaurado el 27 de julio como el día del Locutor Hispanoamericano.

Dos años más tarde, el 1 de diciembre, se celebró, en La Habana el segundo Congreso Interamericano de Locutores, tomándose esta fecha para la celebración del día de ese comunicador en Cuba.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *