¿Y la vocación qué?

0
138

Cuando se habla del futuro de los hijos, de las aspiraciones, pueden estar en lista distintas profesiones pero, cuando se trata del magisterio, entonces es diferente, salta una expresión: ¡Maestro no!.
El arte de enseñar es merecedor de todo reconocimiento, la formación de los maestros es elemental y llegar a esa carrera por vocación y no por última opción, es vital.
La vocación no se forja en un día; antes funcionaban los círculos de interés y con sistematicidad niños y niñas conocían de distintas profesiones y oficios, de esa manera nacía el interés y también el conocimiento.
Resulta que hoy los educando a las puertas de llenar sus boletas para continuar estudios, no saben a ciencia cierta qué estudiar, no conocen las carreras por las que pueden optar, y aun cuando tengan interés por alguna, puede que esté entre las que menos llegan y no pueden alcanzarla; también los exámenes de ingreso tienen la última palabra.
Y sucede, porque ha pasado, que antes de quedarse sin carrera, ahí está el Magisterio, a donde muchas veces se llega sin vocación solo por circunstancias, entre las que figuran bajos promedios.
Ser maestro no puede ser la última carta de la baraja, prestigiosos educadores honran esa profesión que ejercieron y muchos ejercen por vocación y amor, el éxodo que ha marcado a esa carrera, devela que merece más atención.
José Martí, el más universal de los cubanos aseveró: «La enseñanza, ¿quién no lo sabe?, es ante todo una obra de infinito amor»; en ese precepto esta la esencia de una profesión a la que se debe llegar por vocación y convicción porque serán los maestros, quienes desde su máxima entrega contribuirán a la formación de mejores personas, capaces y diestras en su desempeño.
A la vocación es preciso volver, es menester utilizar las maneras más inteligentes, atractivas y acertadas para incentivar el conocimiento, ese que desde el presente apuntará al futuro que se avecina.
Al magisterio, todo el respeto y admiración pero, también otra mirada que visualice y distinga el hacer de aquellos que se mantienen en las aulas, que deciden por esa obra compleja que eligieron para toda la vida

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre