Urgencias y urgencias

0
294

Para todos los tiempos hemos de reconocer las urgencias, esas que apelan a nuestro juicio y deben permitir las mejores decisiones. Vivimos una etapa difícil, marcada hostilmente por una pandemia, la crisis económica que la sentimos hasta la médula y la inflación que cada vez muestra con mayor encono  su macabro rostro.

En medio de todo lo que nos ocupa, y cuando digo todo,  hablo de las carencias, la falta de algunos medicamentos, los altos precios de cualquier cosa, hasta el culantro, ha entrado en la gracia de ser sobrevalorado, los salarios que están en pugna con lo que cuesta organizar el menú de cada  día  y, todo lo demás que cuelga a quienes llevan las riendas de una casa.

Esa es parte de nuestra realidad, y estoy convencida que es una urgencia para las autoridades de todos los niveles en el país, aunque aún no experimentemos satisfacción y se nos frunza el ceño cada vez que la necesidad nos golpee al duro y sin guante;  pero,  porque siempre hay peros, también hay otras urgencias.

Son esas urgencias en las que no  reparamos continuamente y también son decisivas para esa pretensión de avanzar, de progresar. Es una urgencia ser cada día mejores personas,  respetar a los demás, no robar. Es una urgencia ser ético, consecuente, sensible, digno,  no ser grosero, envidioso, ni  abusador.

Las circunstancias de este tiempo nos han cambiado el ritmo de los días y para no hacerle juego a la Covid19 nos impuso suprimir besos, abrazos, marcar  cierta distancia con los demás para protegernos; entonces es preciso anudar todas las razones para hacer la vida más llevadera, en la cual primen el equilibrio y la armonía.

Las urgencias están ahí, no podemos seguir tropezando con ellas, es menester que cada quien asuma las que le corresponden e intente ser al menos un tilín mejor, a este tiempo difícil le urgen mejores seres humanos.

Pongamos voluntad y las mejores energías para anudar valores, imprescindibles en estos tiempos de pandemia, crisis e inflación donde a diario el odio desafía al amor y este intenta tatuar con luz la esperanza.

2/5 - (1 voto)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre