Un acto de extraordinaria audacia y valentía

0
194
Asalto al Palacio Presidencial, tomado de Periódico Granma
Asalto al Palacio Presidencial, tomado de Periódico Granma

Les faltaba edad, pero les sobraba coraje, amor a la tierra que los vio nacer y ansias de verla libre del tirano opresor. Aquel 13 de marzo quedaría inscrito en la historia de Cuba como un hecho memorable.

EI propósito de los asaltantes era desconcertar al régimen con el ajusticiamiento de Batista – dictador que mantenía ensangrentado al país – entregar las armas de la guarnición al pueblo convocado por medio de Radio Reloj y tomar otros puntos de la ciudad.

José Antonio Echeverría, presidente de la Federación Estudiantil Universitaria, FEU  organizó la acción en la ciudad, en apoyo a los guerrilleros que combatían en la Sierra Maestra.

Hasta el inmueble se desplazaron en dos automóviles y una furgoneta de la empresa Fast Delivery que ocultaba al grueso de los compañeros.

Ya en el interior del edificio, cada uno asumió la misión encomendada. Los que subieron al segundo piso en busca del dictador comprobaron que este había huido por una escalera interna, anexa a su oficina.

Los combates dentro del Palacio Presidencial fueron violentos; se hizo más fuerte la resistencia de la guarnición, muchos jóvenes murieron, y a otros se les agotaron las municiones.

La decisión de retroceder era inminente. Debían pedir refuerzos para continuar el ataque, pero la operación de apoyo no funcionó.

Aunque el propósito de ajusticiar a Batista se vio frustrado, la acción del 13 de marzo de 1957 fue calificada por Fidel Castro como “una operación bien organizada, un acto de extraordinaria audacia y valentía, en el que también hubo fallos e imponderables”.

 

5/5 - (1 voto)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre