Protección al cliente en época de epidemia

0
224

 

Contribuir a la alimentación del pueblo es prioridad para los artistas de la cocina que se apegan al calor de los fogones y recurren a la innovación culinaria para satisfacer al cliente.Hoy ante la epidemia de la Covid-19 en Cuba los trabajadores de la red de unidades de la Empresa de Comercio, Gastronomía y Servicios en la capital de Mayabeque tienen un reto superior: nutrir a sectores vulnerables de la sociedad.

En el municipio lajero a través del Sistema de atención a la familia (SAF) se elaboran desayunos, almuerzos y comidas y el personal del sector la distribuye a domicilio a adultos mayores que viven solos y familias de bajos ingresos con el objetivo de cumplir con la medida de aislamiento social, efectiva en la lucha contra el nuevo coronavirus.

Con profesionalidad económicos y cocineros diseñaron tables a partir de ofertas alimenticias hasta diez, quince y veinticinco pesos en moneda nacional para contribuir de forma rentable a la alimentación del pueblo esclareció el director de la Empresa Provincial de Comercio, Gastronomía y Servicios Luis Enrique Pérez Robaina.

En esta faena sobresalen sindicalistas de los restaurantes La Revancha, Pino Alto, Cuba Libre, Brisas del Caney, El criollo, El chino, La Casona, Verona, Vita Nova, Ranchón Pedro Pí, Complejo Tapaste, Plaza cultural, las cafeterías Zaragoza y Materno y el Comedor del Partido Comunista de Cuba (PCC) a nivel municipal.

Pérez Robaina comentó además sobre la eliminación de los servicios en barras, mostradores, en los interiores de los salones de los establecimientos y la incorporación de pedidos a domicilio y para consumir en el hogar.

Otras de las medidas de la Empresa Provincial de Comercio, Gastronomía y Servicios para minimizar el contagio de la pandemia son la prohibición de venta de bebidas alcohólicas, la limitación de los horarios hasta las ocho de la noche y el reordenamiento escalonado de los restaurantes y cafeterías.

En esta batalla sanitaria sin dudas hay que reconocer a quienes dejan atrás a sus familias y se aferran a sus trincheras de combate para dar un servicio vital en tiempos de pandemia.

5/5 - (2 votos)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre