Nasobuco o mascarilla, un implemento necesario

0
90
nasobuco-foto-tomada-juventud-rebelde

El uso obligatorio de nasobuco o mascarilla en Cuba como a nivel mundial cambió la estética de las comunidades a tal magnitud que hoy no portarlo configura una violación a las medidas de enfrentamiento y prevención a la Covid 19 y la exposición a un enemigo que puede dejarte sin vida.

Aunque no todas las personas de San José de las Lajas, capital de Mayabeque asumen responsablemente utilizar este artículo protector, sí unos cuantos han comprendido su importancia como barrera física para disminuir la posibilidad de propagación.

Costureras y aficionadas al arte de coser acogen los modelos más seguros, cómodos y de moda para que las personas luzcan bien, combinen sus ropas y a su vez estén protegidos del virus Sars Cov 2.

Pero su eficiencia depende de varios factores a tener en cuenta. Entre ellos la cantidad de capas del nasobuco, el cambio cada tres horas, el modelo idóneo y la correcta utilización para proteger tanto la nariz como la boca.

Los profesionales de los medios de comunicación se esfuerzan para indicar las medidas a cumplir¸ e insisten en la percepción de riesgo que debe primar. El uso del nasobuco o mascarilla no debe verse solamente para evitar requerimientos o multas, sino como un elemento imprescindible de protección ante el nuevo coronavirus.

Las mascarillas, tapabocas, cubrebocas, respiradores o nasobucos están probados científicamente para la protección de las personas sanas e incluso con su utilización los casos asintomáticos o portadores del coronavirus expulsan menos virus y acortan las cadenas de contagios.

Con disciplina, aislamiento y estricto uso del implemento protector hay que retribuir el quehacer del personal de la salud pública. Velar por la protección individual y colectiva y no olvidar nunca el nasobuco, es la mejor decisión a favor de la salud y la vida.

nasobuco-o-mascarilla-foto-tomada-cubadebate
nasobuco-foto-tomada-juventud-rebelde

 

Dejar respuesta

Comentario
Nombre