Martí siempre imprescindible

0
262
José Martí
José Martí

El mundo anda patas arriba, dice Aleja, una octogenaria que lleva en su monedero una foto de José Martí como si fuese la estampita de un santo. Me mira, extiende su mano y la muestra. Sobre el Nasobuco que cubre parte de su rostro, descubro una mirada limpia y profunda.

Hay que leer a Martí, me dice alzando su voz por la distancia que nos separa, a ver si el mundo se endereza, si hay menos odio y más razón.

Sigo mi camino y alcanzo a ver su mano diciendo adiós. Medito en cuán importante es el más universal de los cubanos y cuánto nos ha marcado su ejemplo y su sabiduría. Al igual que Aleja yo estoy entre las personas que sienten al Maestro imprescindible.

Mi respeto por José Martí viene desde que nací. Mi padre llevaba consigo siempre una frase martiana como consejo, como legado divino, oportuno para esclarecer, válido para despertar.

De ahí, que por supuesto, entre mis primeros libros tuve La Edad de Oro, la que él leyó y fue regalo de su padre. Luego mis maestros de primaria, martianos todos por naturaleza, acercaron a sus discípulos a esa sabia nítida que Martí escribió desde ayer para hoy y mañana.

Al apóstol no se puede llegar con apuro. Hay que llegar con calma para comprender y aprender valores y tantísimas muestras de enseñanza para ser mejores desde dentro, personas íntegras.

En las páginas de la obra martiana que abriga sus versos y su prosa, en su magnífica obra epistolaria  encontramos sensibilidad, valores y la pauta para equilibrar ese mejoramiento humano que nos urge.

Desde muy temprano aprendí a amar a ese hombre de La Edad de Oro. Más allá de rendirle homenaje el 28 de enero o el 19 de mayo, fechas que develan su nacimiento y adiós, prefiero el tributo constante, ese que se logra desde la virtud misma.

Prefiero que sea luz eterna, desde la perspectiva lógica que lo mantendrá vivo al hacer camino con su legado, ese que inspira y conmueve, que estremece y dignifica el alma, que habla del decoro y el amor, de la paz y la esperanza, de la amistad y la Patria.

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre