Las trompadas al buen decir

0
77

Hablar correctamente distingue en gran medida a las personas de mayor edad. Son ellas exponentes de normas de cortesía y el uso correcto de nuestro idioma, lamentablemente maltratado por algunos con muchos menos años.

La chabacanería ocupa espacios y salen a la luz palabras grotescas, ademanes inapropiados y también palabras obscenas, esas que casi usan determinadas personas como muletillas.

Ante esa realidad a la que no escapamos, unos hablan de la escuela, otros de la familia, y aluden a esa educación necesaria que realmente inicia en el hogar, donde han de plantarse desde los primeros años de vida los valores que arroparán siempre.

Hablar correctamente es también una responsabilidad de la familia, que ha de corregir deficiencias y esas trompadas que recibe nuestro idioma, claro está, que el ejemplo es primordial, no se pude llamar la atención por algo indebido sin quien corrige incurre en ello.

Cuando se escucha la manera burda con la que algunos atropellan el idioma, salta enseguida la preocupación por ellos; -es una pena-, de ahí que también aterricen sus gustos por esas canciones con letras de espanto, por ese mal decir que tanto empobrece.

Defender el uso correcto del idioma español, ha de ser un a premisa que todos apoyemos, el buen decir siempre iluminará cualquier espacio; entonces no permitamos el hospedaje a la vulgaridad.

 

 

 

 

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre