La rutina no nos pude vencer

0
133

La rutina no nos puede vencer, así expresó el presidente cubano Miguel-Díaz-Canel tras intercambiar con autoridades de las provincias de Artemisa y Mayabeque, a raíz de los altos índices de contagio con la Covid-19 en ambos territorios.
No es secreto el esfuerzo que hace el estado cubano (en medio de la difícil situación económica que enfrenta Cuba, recrudecida por el bloqueo) por detener el rebrote, para cuyo enfrentamiento ha destinado cuantiosos recursos a fin de salvar la vida de los pobladores contagiados.
Aunque resulte normal el agotamiento de las fuerzas, no se pueden deponer energías en este combate. Toca a todos el más concentrado empeño ante esta situación que ya marca con creces los fallecidos y el luto para las familias cubanas.
Corresponde una mayúscula responsabilidad por parte de la familia. El auto cuidado es elemental, en la medida que cada quien se cuide, se proteja, sea disciplinado ante lo indicado por los representantes de la Salud Pública, habrá más posibilidad de frenar al virus, cuya agresividad está demostrada.
No se pude ser ingenuo. No se puede creer, que una celebración familiar no sea dañina, que quitarse el nasobuco para conversar más cómodo, no traerá lamentables consecuencias. No se puede estar ajeno a la realidad que estamos viviendo
La Covid-19 ha demostrado su transmisibilidad. La indisciplina en todos sus órdenes también ha mostrado el lado más tétrico de su rostro. Es hora de ajustarnos con adultez ante esta realidad que nos hostiga. Cada quien cumpla cabalmente con lo que le corresponde, es ahí donde estriba que podamos vencer.
La rutina no nos puede vender, es preciso disponer las mayores energías en este combate desigual contra un enemigo invisible y voraz. La unidad, la conciencia y la voluntad han de ponerse a prueba junto a la disciplina y la responsabilidad para lograr la victoria.

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre