La disciplina es la clave para el triunfo

0
242

Cuando pareciera que  las estadísticas en Cuba dejaban ver una luz al final del túnel, luego del  azote de la COVID-19, cifras poco alentadoras de contagios y de eventos de transmisión aislados ponen otra vez en alerta máxima a La Habana y Artemisa.

En la confianza está el peligro reza un viejo refrán y el número de contagiados por estos días demuestra que se ha bajado la guardia, pese al reiterado llamado de las autoridades de la Salud Pública Cubana de que el peligro de la pandemia todavía está latente.

Colas, fiestas, grupos desprotegidos totalmente son muestra de que el distanciamiento social y el uso de mascarillas como medida para prevenir el contagio de esta enfermedad, salvo en contadas ocasiones, es historia antigua.

La percepción de riesgo de la que tanto se ha hablado pareciera ser un capítulo borrado de la conciencia de muchos, confiados en los avances de Cuba en cuanto a la disminución  del número de enfermos por coronavirus de las semanas anteriores.

No se trata de entrar en pánico, sino de tomar conciencia de lo peligroso de esta situación y extremar las medidas higiénico sanitarias y de distanciamiento social, en aras de no retroceder en lo alcanzado. El desafío continúa en las calles, y la disciplina  sigue siendo la clave para el triunfo.

 

 

 

 

 

5/5 - (2 votos)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre