La armonía del lugar que habitamos

0
68

La armonía del lugar que se habita influye en el bienestar y en el ánimo, es parte de esa estampa que seduce a la mirada, inspira y queda en la memoria como grato recuerdo.

Si de armonía se habla, es necesario mencionar la belleza de cada espacio, la naturaleza vista desde los verdes que definen la existencia de árboles, plantas silvestres, ornamentales y, además, como rasgo distintivo, la higiene.

“…la belleza en lo que nos rodea ayuda a la vida” afirmó el más universal de los cubanos, quien también en la Revista Universal de México, el 13 de noviembre de 1875, había catalogado a la belleza como un dulcísimo poder.

La pretensión de que San José de las Lajas sea una hermosa ciudad, implica aunar todas las maneras para procurar su armonía, esa donde la belleza anide desde la higiene, el cuidado de cada espacio y la responsabilidad ciudadana para que sea este terruño, lo que muchos recuerdan, un lugar limpio.

“Hallamos algo bello, y hallamos algo de nosotros mismos.” escribió José Martí y, en esa afirmación está implícita la relación que establecemos con el sitio que habitamos, ese pacto de cuidado y protección con el entorno, esa forma de salvar el equilibrio que propicia un ambiente sano.

La armonía de un lugar a ojos vista es alimento para el espíritu, es la belleza abrigada por la higiene y el cuidado, es ese confort natural que nos merecemos y que no deben empañar basureros ni hedores.

San José de las Lajas puede ser una ciudad bella, más que una utopía es un gran desafío que vale la pena enfrentar con todas las fuerzas.

 

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre