Historias de tiempos  difíciles (I parte)

0
106

                                            Haga cada uno su parte de deber, y nada podrá vencernos.

                                                                                                    José Martí.

Para tiempos difíciles historias inmensas, inscritas con pasión y valor, con la certeza de fraguar el bien. Los días que corren llevan en sí mismos la hostilidad de una pandemia que ha marcado este siglo y al mundo. Su letalidad  ha sofocado el luto, ha preñado tristeza, incertidumbre y dolor.

A tiempos difíciles actitudes altruistas. Hombres y mujeres prestos a desafiar obstáculos, a enfrentar lo adverso desde su vocación humanista, esa que distingue su estirpe, esa que los sabe consagrados en las aulas, y ahora parte de los que enfrentan la Covid-19 desde un centro de aislamiento.

La Universidad Agraria de La Habana donde se desempeñan como profesores unos y estudiantes otros, ahora inscribe en su historia las vivencias que muestran cuán inmensa es la solidaridad entre nosotros mismos.

Son valientes, más allá del miedo que indudablemente puede aparecer vestido de dudas y preocupaciones, sujeto a lo desconocido, vence la voluntad de poner el alma y su arrojo en esta batalla, donde también la ternura y el coraje son imprescindibles.

Para tiempos difíciles historias inmensas, esas que cuentan desde la individualidad el compromiso, el deseo de servir, la certeza de  multiplicar unidad por el bien de todos.

Para tiempos difíciles el hacer de trabajadores y estudiantes dispuestos a engendrar la maravilla con cada uno de sus actos, esos que marcan su aporte en una contienda desigual, ante un enemigo invisible y depredador. Baste entonces saberles decididos y firmes en esta misión por la vida.

 

 

Dejar respuesta

Comentario
Nombre