Desde Cuba, por la esperanza y la vida

0
188
foto-tomada-periódico-escambray
foto-tomada-periódico-escambray

Anda este siglo con una carga a cuesta. Lleva la pesadez de una pandemia que arrebata vidas, que enluta. Anda este siglo cargado de desigualdades, de desamores, pero también de esperanzas y de sueños.

A diario las noticias en el mundo revelan el latir del tiempo. Cifras que marcan la letalidad de un virus que no creen en razas ni en fortuna, pero que se ensaña con los más débiles. Pugnan la economía y la subsistencia.

Mientras, en la isla mayor de las Antillas, sus pobladores insisten en perpetuar la alegría en franco desafío a un maleante coronado causante de la muerte de 85 cubanos y de la tristeza de sus familias. Nuevo coronavirus, palabra que inunda titulares, que asusta.

En medio de esta realidad, el sueño pierde su rombo. Un ejército de hombres y mujeres  de paz, salva vidas dentro y fueras de esta tierra antillana. Otros hurgan afanosamente la solución que detenga la pandemia que hoy viste y calza de amenaza a la humanidad toda.

Hombres y mujeres de ciencia apegados a su vocación humanista, al sueño y la esperanza de ese mundo mejor que es posible, en el que tampoco tengan cobija los virus.

Y cada día, ante la salida del sol, el esmero, la voluntad por hacer nuevos caminos que conduzcan al fin de la Covid-19, una pandemia horrible que asusta al miedo y se alimenta del descuido y la falta de disciplina, que vuela desde su despiadada transmisibilidad.

Anda este siglo con una carga a cuesta. En esta isla, la fuerza de los consagrados, personal de la salud pública y científicos perseveran en la lucha por la salvación, en el combate contra un enemigo letal e invisible. Andan con toda la fuerza del amor para que prevalezca la vida.

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre