Cuba en el umbral de la normalidad

0
289


¿Cuándo será la vuelta a la normalidad? Esa fue la pregunta que durante estos casi tres meses nos hicimos, sin encontrar una respuesta precisa. Por fortuna, ya estamos en el umbral de ese día. Paulatinamente se recuperarán los servicios indispensables cuando Cuba solo reporta menos de diez casos positivos a la Covid-19 en una jornada.
Volver a la normalidad significa en términos semánticos vivir una situación que se ajuste a ciertas normas o características habituales. Representa retornar a la dinámica cotidiana que se vio trunca por el necesario aislamiento social.
Muchas son las expectativas para esta nueva fase que recién comienza. La dirección del país adopta medidas necesarias en los diferentes sectores de la sociedad que se verificarán en las tres etapas comprendidas post pandemia.
Regresar a la normalidad implica que las actividades laborales y sociales se desarrollen de modo escalonado; pero con mucha responsabilidad y disciplina para evitar un rebrote de la enfermedad.
Inplica además, que muchas de las acciones que durante estos meses se volvieron imprescindibles, deben mantenerse por cautela, entre ellas, el uso del nasobuco, el distanciamiento y aislamiento social y las medidas higiénico- sanitarias.
Cuba se dispone para reactivar su economía, para incentivar la producción de alimentos y disfrutar de la etapa estival que se aproxima con cordura y serenidad, sin desbordamiento por tanto tiempo de inacción.
En las jornadas venideras se verificará también el esfuerzo del personal de la salud, el control sistemático en las personas con síntomas semejantes al que provoca el SARS- CoV-2. Continuarán las pesquisas, la atención a los adultos mayores por pertenecer a los grupos vulnerables.
Tal y como lo explicó el primer ministro Manuel Marrero Cruz, volver a la normalidad propone nuevas medidas en los diferentes ámbitos, entre ellos, el turismo, las cuestiones laborales y tributarias, el comercio exterior e interior, el transporte, educación, deporte y cultura.
En varias ocasiones, el Presidente de Cuba Miguel Díaz- Canel Bermúdez, significó que todas las medidas están bien pensadas, y que parten de la experiencia cubana e internacional. Apuntó también que el regreso a la normalidad de las actividades productivas y sociales será de manera gradual, escalonada y asimétrica, y destacó que en este enfrentamiento al nuevo coronavirus, el pueblo fue el principal protagonista.
Y aunque los modelos matemáticos y epidemiológicos pronostican un primer rebrote entre septiembre y noviembre, y ya se trabaja para evitarlo o minimizarlo, le corresponde a cada uno de nosotros asumir este período con un mayor compromiso. Tal y como lo expresó Martin Luther King Jr, Siempre es el momento correcto para hacer lo correcto”

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre