Centro de la Agraria propone trabajar en red en pos del desarrollo local sostenible

0
199

Trabajar en red es esencial en estos días. Sin la sinergia entre los Centros Universitarios Municipales de Mayabeque (CUM) y el Centro de Estudios de Desarrollo Agrario y Rural (CEDAR), el desarrollo de los territorios de la provincia seguirá siendo una utopía.

Para poner en práctica dicha recomendación del centro de la Agraria, se reunieron los directores de los 11 CUM mayabequenses y especialistas del CEDAR, que -con sus 15 años de trabajo dedicados a la gestión sostenida a nivel local- es uno de los pioneros en su área en Cuba.

“Los CUM están capacitados para cambiar el entorno junto al CEDAR, pero tienen que apoderarse de ciertas herramientas que maneja el centro”, afirmó en el encuentro Rafael Ojeda Suárez, director de la institución asentada en la Universidad Agraria de La Habana, en San José de las Lajas, capital de Mayabeque.

El CEDAR ha diseñado y ofrecido a los gobiernos locales y sus dependencias una serie de softwares que permiten agilizar y optimizar la toma de decisiones. En su mayoría, estas herramientas son bases de datos con información pormenorizada y actualizada del municipio, las cuales pondrían punto final -entre otras prácticas obsoletas y científica y tecnológicamente atrasadas- a los partes operativos por vía telefónica.

Sin embargo, ninguna de estas herramientas para una gobernabilidad eficiente está en funcionamiento debido, en la mayoría de los casos, a resistencia al cambio, desconocimiento o escasa voluntad política de los dirigentes, según ha podido constatar esta redactora en los tres años que lleva como miembro del Grupo de Desarrollo Humano Local del CEDAR.

Debido a su condición de centro de altos estudios y, por ende, cultural, la influencia transformadora del CUM  en cada territorio debería ser potente y activa. De ahí que sea vital la alianza entre nosotros, explicó el profesor Ojeda, uno de los diseñadores del Diplomado en Desarrollo Local que imparte el CEDAR a los directores de los CUM.

“El diplomado es una de las herramientas para ir trabajando con el gobierno en el trazado de una estrategia que conduzca al desarrollo sostenible. Este posgrado le está dando al CEDAR la potencialidad de reforzar la proyección estratégica en cada municipio”, aseguró el especialista.

Entre las misiones en común, según Ojeda, destaca la elaboración, con la cooperación de cada CUM, de un sistema de información geográfica municipal para ponerlo en manos de los gobiernos de los 11 municipios de Mayabeque.

Dicho sistema sería el cimiento del Programa Participativo Municipio Inteligente, proyecto que el CEDAR está intentando, contra viento y marea, poner en práctica desde el 2009 en algunos de los territorios de la provincia.

Dicho programa pretende, como su nombre indica, lograr que cada municipio sea un territorio inteligente, es decir, que sus metas sean aumentar la calidad de vida de los ciudadanos a partir de garantizar la seguridad alimentaria sin descuidar la protección del medio ambiente. Todo ello conduce al desarrollo humano local sostenible.

Para conseguir tales objetivos, es imprescindible, de acuerdo con el centro de estudios de la Agraria, fortalecer la red social de desarrollo local municipal integrada por el CUM, la Asamblea del Poder Popular, el gobierno, el Consejo de Administración Municipal, el Grupo de Gestión de Proyectos y otros actores sociales decisores.

Desde 1998, dos años después del inicio de lo que posteriormente se convertiría en el CEDAR, la visión del centro no solo se ha mantenido incólume sino que su creciente vigencia les ha dado la razón a los expertos: gobernar con participación ciudadana y darles herramientas a los líderes para que lo hagan bien.

 

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre