Una estirpe compartida en dos héroes inolvidables

0
107


Inscrita en la historia de Cuba, quizá como una profecía, el 14 de Junio trasciende más que en una fecha, encarna el nacimiento de dos hombres de épocas diferentes pero fieles a una misma causa: Antonio Maceo Grajales y Ernesto Guevara de la Serna. El primero de 1845, en la ciudad de Santiago de Cuba y el segundo de 1928, en Rosario, Argentina.
Maceo, inmortalizado en el Titán de Bronce como un gran estratega militar, por la firmeza del carácter y su coraza bravía. Se opuso tenazmente a la firma de la Paz del Zanjón y protagonizó la Protesta de Baraguá, con el propósito de continuar la lucha basada en las condiciones que exigía el Ejército Libertador.
Sobre la grandeza de su estirpe y significado para el pueblo cubano el Che expresó el 7 de diciembre de 1962 en el Aniversario 66 de la caída en combate del Titán de bronce:
¨ (…) el recuerdo de Antonio Maceo adquiere luces propias. Empieza a estar más íntimamente ligado al pueblo, y toda la historia de su vida, de sus luchas maravillosas y de su muerte heroica… Pero hemos llegado a un momento donde el machete de Maceo vuelve a estar presente y vuelve a adquirir su antigua dimensión…¨
El amor a la libertad que caracterizaba a Maceo, lo prolongó el Che, quien se sumó al desembarco del Yate Granma, epopeya del Guerrillero Heroico, del hombre honorable que se ganó la confianza y el honor de ser uno más en el frente de combate en la lucha revolucionaria del pueblo cubano.
“Su inteligencia multifacética era capaz de emprender con la máxima de seguridad cualquier tarea en cualquier orden, en cualquier sentido. Y así representó de manera brillante a nuestra patria en numerosas conferencias internacionales, de la misma manera que dirigió brillantemente a los soldados en el combate, de la misma manera que fue un modelo de trabajador al frente de cualesquiera de las instituciones que se le asignaron (…)” Expresó el Líder Histórico de la Revolución Fidel Castro Ruz, refiriéndose a las virtudes del internacionalista argentino.
A 175 años del natalicio de Antonio Maceo y 92 de Ernesto Guevara, sus ejemplos continúan vivos en la lucha de nuestro pueblo. Se multiplican en cada cubano digno que defiende las conquistas de más de 150 años de batalla por nuestra soberanía.

Dejar respuesta

Comentario
Nombre