Siempre que llueve escampa

0
158

Las esperadas lluvias ya llegaron a San José de las Lajas y la estación parece  muy propicia para la siembra de diferentes renglones en las 17 cooperativas del territorio, tal como se lo ha propuesto la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños.

Por eso, es válido aprovechar desde temprano el favor de la naturaleza y cubrir con las semillas, las innumerables áreas que desde mayo ya estaban listas para la estación de primavera, a fin de obtener a corto plazo las cosechas que incrementen la oferta en el mercado agropecuario.

Muestra de esa preparación se pudo corroborar en las diferentes cooperativas lajeras y ejemplo de ello fue la finca La pintura, con sembradíos de maíz, yuca, calabaza y la implementación de un huerto para vegetales y hortalizas, mientras las fincas La pastorisa y San Francisco también tenían listas las tierras.

En cultivos varios se trabaja en estos momentos finca a finca, para incrementar la  siembra de yuca plátano, boniato y malanga, cultivos resistentes a la plaga y la sequia.No obstante se reconoce que aún los logros no satisfacen la demanda, pues no se aprecia el nivel deseado en todos los renglones, sobre todo en hortalizas y vegetales.

En la actualidad aumenta discretamente la producción de leche, hay mejoría en las cooperativas Hugo Rivero, 13 de marzo y Camilo Cienfuegos del Valle del  Perú, aunque todavía no se cumple el plan de junio, según información actualizada con el presidente de la ANAP Denis Fraga Acosta.

Entonces creo pertinente llamar la atención sobre la necesidad de aprovechar las bondades de la estación lluviosa, que inevitablemente encierra contradicciones, pues mientras resulta propicia a la siembra por el incremento de la humedad y para la producción lechera por el abundante pasto para el rebaño, se incrementa la yerba en los sembrados y además se dificulta la recogida de los productos  listos para la cosecha.

Por ese motivo resulta  necesario no perder tiempo en la presente etapa, pues independientemente de  las lluvias, no se debe olvidar que siempre que llueve escampa y si no se aprovecha luego nos quedan las explicaciones, pero como las justificaciones carecen de proteínas, la sequía no debe sorprendernos en la próxima etapa con los platos vacíos.

Dejar respuesta

Comentario
Nombre