Ser estudiante es también un desafío

0
65

El primer día de clases nunca se olvida, además de constituir el inicio de la etapa escolar es de gran significado, es el acontecimiento que en Cuba cada primer lunes de septiembre marca la apertura del período lectivo.
Desde entonces comienza una etapa de aprendizaje, de crecimiento en compañía de maestros, auxiliares y la familia, que va desde los cinco años y supera los 20, en dependencia del camino que cada quien elija.
Ser estudiante implica estudiar, relacionarse con otros de su edad, cumplir las normas del reglamento y también ser feliz, aunque eso, en su momento no se perciba, en realidad poco se habla de la felicidad.
Este 17 de noviembre, en que se celebra el Día Internacional del Estudiante, el homenaje desde Cuba se suma en medio de una etapa compleja, de crisis económica, de carencias y todo lo que agudiza el bloqueo que por más de medio siglo nos hostiga.
Aunque el sector educacional lleva sobre sí las consecuencias de esta situación existe un esfuerzo inmenso del estado y el Ministerio de Educación para que la enseñanza no se detenga y a diario la formación de educandos sea esa fragua de saberes y valores imprescindibles para forjar mejores personas.
A la historicidad de esta fecha se suma la mirada de todos hacia las nuevas generaciones que desde las aulas empinan sus sueños; también a los maestros, quienes tienen el desafío constante de la superación para que cada clase sea la convocatoria al estudio, a la apropiación de valores y a ese mejoramiento humano elemental para arroparse de virtud.
Ser estudiante significa madurar, ser responsable y alegre a la vez, ser respetuoso y estar presto a aprender, a escuchar consejos. Ser estudiante significa estudiar por sí mismo, no delegar en la familia las tareas, no copiar sin interiorizar, no “cortar y pegar” como se dice.
Ser estudiante es parte de una etapa importante de la vida que el paso de los años lo corrobora y nos descubre sumados en el recuerdo de los amigos de entonces, de situaciones que, nos causaron alguna pena o infinitas alegrías, pero sobre todas las cosas, demuestra que fue el precedente de la adultez.

Sirva esta fecha para aunar alegrías y voluntades, para ser mejores, para crecer y junto a maestros, auxiliares y la familia, desde el presente abonar el camino hacia el futuro.

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre