Qué seremos cuando seamos grandes

0
369

En la etapa final de la enseñanza media superior, muchos estudiantes de duodécimo grado del Instituto Pre universitario Raquel Pérez González de San José de las Lajas no definen las carreras que incluirán en la boleta, pues desconocen lo que se estudia en la mayoría de ellas y el campo donde se desempeñarán al egresar.
La familia, eslabón fundamental en la educación y formación de los hijos, constituye un patrón a seguir para su descendencia; por eso es tan frecuente encontrar varios médicos, maestros, ingenieros, albañiles, plomeros, artistas.en una misma línea generacional.
Desde pequeños, la admiración por nuestros padres y la cercanía a sus profesores, nos inclina a formarnos en su mismo oficio pues queremos ser como ellos; pero con el transcurso de los años nuestras preferencias y aspiraciones cambian; la visión que tenemos de la vida se transforma al aumentar nuestro espectro visual y socializar con otras personas.
Toda esta situación en muchas ocasiones aclara nuestras perspectivas futuras, pero en otras nos confunde aún más y a la hora definitiva, aún no tenemos claro en lo que nos desempeñaremos cuando seamos grandes.
Lo que creíamos una certeza se convierte en un enigma, que pudiera revelarse con una eficaz formación vocacional en los diferentes niveles de la educación, reforzada durante la enseñanza media superior.
Es prudente reconocer especialidades donde sí se realiza un trabajo profundo para estrechar el vínculo con los adolescentes entre las que figuran: el magisterio, las carreras militares, la educación infantil y las ciencias médicas.
Aún así, el accionar se desempeña, fundamentalmente, en el último grado del bachillerato, a las puertas de una decisión que pudiera definir toda una vida de estudio, dedicación, sacrificio y amor.
Considero factible implementar acciones desde edades tempranas para captar la atención de los educandos y experimentar en los múltiples senderos a seguir en el futuro.
Pienso en la importancia de potenciar los círculos de interés, los conversatorios en pos del debate e intercambio con especialistas, las visitas a centros de trabajo y por qué no; iniciar desde el primer año del pre universitario las puertas abiertas convocadas por la Universidad Agraria Fructuoso Rodríguez Pérez.
Despejar dudas sobre lo que estudian las diversas carreras y el campo donde se desempeñarán sus egresados, contribuirá a elegir el camino a seguir y despejar la interrogante de qué seremos cuando seamos grandes.

5/5 - (1 voto)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre