Home Noticias Locales El motor de arranque, una propuesta para reír en grande

El motor de arranque, una propuesta para reír en grande

3
1691


Anda una noticia de voz en voz en San José de las Lajas: vuelve El Motor de Arranque, desde este domingo por Cubavisión. Para conocer detalles de esta propuesta televisiva dialogo con Juan Carlos Travieso Fajardo, su director. Juan Carlos, ¿qué trae esta vez el programa?
El motor de arranque es el mismo que ya existió. No quisimos una ruptura, sino una continuidad mejorada. Por lo tanto, esperemos no decepcionar a los que ya conocen de antes el proyecto.
El motor se hizo en el 2009 por primera vez y realizamos 6 emisiones (una anual). Ahora asumimos el reto que nos puso en la mano el Canal Cubavisión de producir 9 programas para mantenerse al aire por más de 2 meses en horario estelar los domingos en la noche.
No vacilé ni un segundo en asumir la propuesta, incluso dije que sí antes de consultarle a Doimeadiós o a los demás actores porque sabía que ellos y otros muchos no dudarían tampoco en asumir el reto. Es un programa que cuando lo terminamos por el año 2014 todos nos quedamos con ganas de seguir haciéndolo, pero Canal Habana donde nació, no encontró la fórmula para mantener su diseño de producción y hasta ahora que volvemos al plató con el auspicio de Cubavisión y RTV no era más que un sueño.
Esta vez, yo creo que trae muchas novedades, pero no quisiera describirlas porque hemos diseñado el programa de tal modo que quien lo vea no sepa lo que sucederá y que un capítulo no se parezca al siguiente ni al anterior en casi nada.


Como platos fuertes yo creo que esta vez tenemos el guión y la conducción de Jorge Bacallao un humorista joven con mucha obra para mostrar, la música de Ray Fernández (ahora con su banda nombrada La barbarie Semiótica) y la presentación especial de Tomasita Quiala. Son tres complementos importantes del programa. Se mantiene Osvaldo Doimeadiós en el equipo, pero esta vez asumió el rol de guionista del Making of que saldrá justamente a continuación de cada programa.
Desde el humor, ¿una fórmula contra la covid-19? ¿Qué crees tú?
Después de un año tan tenso para todos, yo creo que el motor viene para que la gente cargue las pilas. Para que el cubano empiece el año 2021 a pesar de las muchas preocupaciones y carencias con ganas de vivir. Ese fue el concepto con el que trabajamos y hay que decir que los actores y el equipo técnico artístico estuvo muy consciente primero de la necesidad que tiene el público de un programa así y segundo de su propia necesidad de expresarse y de hacer reír. No sé si es una fórmula contra la Covid pero sí estoy seguro que después de pasar por tanto tiempo de preocupaciones, enfermedades, cuarentenas, a la gente le hace falta reír. Tanto como nos hacía falta a nosotros.
¿Quiénes integran el equipo? ¿Quiénes continúan y quiénes se suman esta vez?
El equipo es una lista muy grande, al querer mencionarlos siempre va a quedar gente importante afuera. Hay que destacar el trabajo de producción realizado por Ángel Piedra, la dirección de fotografía de Vladimir Barberán, la dirección del Making de Mónica Crespo, el diseño gráfico, la escenografía, el trabajo de luces, los cámaras, el coordinador, la unidad de control remoto, la música del programa, el editor, la ambientación, en fin. Pero nunca es el trabajo de una persona, son muchos y todos dieron lo mejor de sí.
El team fue grande, pero de lujo. Creo que la gente se enamoró de lo que hizo en la gran mayoría. Y ese fue otro motor impulsor para que todo saliera bien. El trabajo en equipo es muy importante y aquí fluyó. Cada quien, sin presiones de ningún tipo dio lo mejor de sí.
Pero si hay que destacar cosas, digamos yo diría como una gran novedad en el programa la labor de Ray Fernández (ahora denominado como El profesor Cierrabares) y la banda que lo acompañó integrada por los músicos Christopher Simpson, Roylan Carballoso y Carlos Lage. Solo 4 músicos pero que suenan increíblemente bien y que tienen una capacidad y un histrionismo tremendo.
Yo sabía que tenerlos en el programa sería bueno, pero ellos superaron mis expectativas. Lo mismo pasó con Tomasita Quiala y con el resto de los actores que participan de forma permanente u ocasional. Pero en sentido general fue muy gratificante el trabajo. Y defino eso como el mayor de los aprendizajes del programa. Se sumaron en esta edición actores muy conocidos, otros no tanto, pero que en su conjunto hicieron un tremendo equipo.
¿Puede ser la línea del humor un sendero en tu carrera?


Yo considero que el humor es siempre una herramienta muy cómoda para trabajar y con la que me siento muy a gusto. Creo que en mi obra siempre hay al menos un elemento que te haga sonreír porque la risa es sin dudas la sal de la vida. En mis documentales hay un toque de humor de algún modo, en la radio hice humor, en la televisión El motor de arranque (en sus dos momentos) y Los Casichiflados también.
Pero de algún modo creo que el humor como la buena música trovadoresca cubana me acompaña siempre. Y son elementos a los que no me gustaría renunciar nunca. La gente sueña con hacer cosas serias y yo sueño con hacer reír. Eso es muy estimulante.
¿El Motor de Arranque solo para despedir un año tenso, o tal vez el augurio de continuidad para 2021?
El motor de arranque es solamente eso, un motor impulsor, un motivo, una convocatoria para que la gente se relaje en medio de una vida tan tensa. Si lo logramos al menos en la hora que dura el programa valdrá la pena tanto sacrificio.
En breve, Cubavisión llevará a toda Cuba este programa. ¿Con qué no estás satisfecho?
Cuando vea el programa al aire te diré qué no me gusta. La televisión tiene su magia mientras uno la hace, pero el encanto mayor es cuando te sientas en casa y vez el trabajo terminado y lo piensas en ese instante no como el que lo hizo, sino como un espectador más y ahí encuentras las mayores virtudes y los peores defectos.
Nadie como el público para valorar un trabajo artístico. Y me gusta ponerme en su lugar porque yo como espectador soy muy crítico, no tanto así cuando estoy haciendo las cosas que intento siempre buscar soluciones, alternativas a lo que por algún motivo no logro que salga como lo pensamos.


¿Cuál consideras es la novedad de esta popuesta?
La novedad esta vez es la cantidad de programas que hicimos juntos y que van a salir seguidos semana por semana. Imagínate que los grabamos todos seguidos (los 9) uno por día. Grabamos sin descanso hasta sábado y domingo. Fue muy agotador, pero a la vez un gran ejercicio. Aprendí mucho durante su realización. Es la primera vez que trabajaba con 8 cámaras, con una tecnología nueva para mí, con muchas personas a las que no conocía. El aprendizaje es la mayor recompensa. Aprendí incluso las cosas que sé no puedo volver a repetir.
¿Solo director? ¿No has pensado también que podemos ver al actor que conocimos unos cuantos en la Yerbabuena?
Siempre me ha gustado la actuación en el humor, la imitación, las voces de los dibujos animados, ojalá algún día pueda hacer algo así de nuevo, lo disfruto mucho, pero por ahora me quedo detrás de cámara, pensando, armando cada detalle del programa, haciendo que cada uno de los miembros del equipo aporte lo suyo, convocando gente, especialistas, actores, músicos, personas que responden en su gran mayoría con un sí, a veces sin ni siquiera saber cuánto va a ganar porque la ganancia aquí no es solo económica.
Hay una ganancia espiritual que no es pagada con nada. Sentirse bien mientras se trabaja es una máxima para mí, es hacer realidad aquel dicho de… “a mí me pagan para divertirme”
¿Cómo se siente Juan Carlos Travieso con El Motor de Arranque? En tu lista personal quiénes siempre serán imprescindibles a tu convocatoria para un programa como este?
Me siento divertido, feliz y comprometido con el proyecto del motor. Agradecido a la dirección del Canal Cubavisión y a RTV por confiar en mí para dirigir un programa tan complejo. Y sobre todo a cada una de las personas que me apoyaron desde el comienzo. El motor arrancó con buen pié por tener cerca a gente de la talla de Osvaldo Doimeadiós que soñó conmigo este proyecto y también a mi familia que me apoya siempre en todas estas locuras.
A mi esposa Madelen y mi hija Lucia fundamentalmente, quienes demandan de mí, pero entienden el rigor y la complejidad del trabajo que hago. Esas personas son otro motor impulsor sin dudas.
Dime tres palabras que no faltaron nunca en la gestación de este programa. Dime las tres que no se apartan de tu día a día.
Tres palabras que no faltaron en la gestación del proyecto: EMPEÑO, APRENDIZAJE, PASIÓN. Las tres que no se apartan de mi día a día: FAMILIA, AMOR Y HUMOR. Y soy dichoso por eso.

4.3/5 - (9 votos)

3 COMMENTS

  1. Muy pero que muy malo, de lo peor que se ha hecho en los ultimos tiempos,mal gusto, malas actuaciones,pesimo trabajo de la imagen desde el punto de vista de direccion, osea los movimientos de camaras y edicion muy malos,problemas desde el guion que paso de ser un programa libre a no tener sentido, el presentador irrespetuoso y malo y poco comico,hablando a una camara y ponian otra,un programa irrespetuoso al televidente total,Ademas presenta ligeros problemas ideologicos recordemos que el que hablo inicialmente de las olimpiadas fue Fidel,por otra parte anuncian en un año tan duro para muchos,donde por suerte Cuba ha sido de los piases menos afectados proximo programa el Velorio..Donde estan los asesores tan buenos que tenemos en la TV,sera que no los dejan hacer su trabajo? una produccion aunque se haga con presupuesto que fue el caso porque vemos detras a RTV, ademas por decir algo bueno una ecenografia y diseño grafico muy buenos.Solo con eso no se gana la batalla, en mi opinion es un programa para llevarselo de aire YA y rendir cuentas,a la direccion del canal Cubavision por permitir que saliera algo tan malo e irrespetuoso que ha costado dinero de presupuesto del estado y fueron los que lo permitieron y evidentemente no hicieron bien su trabajo como reguladores de la informacion y al colectico del programa.

LEAVE A REPLY

Comentario
Nombre