La gestión de la calidad en la actividad de los tribunales

0
637

El Sistema de gestión de la calidad se ha convertido en uno de los objetivos estratégicos del Sistema de Tribunales en Cuba. Fue aprobado por el Acuerdo Número 8, del Consejo de Gobierno del Tribunal Supremo Popular con fecha del 25 de enero de 2016 y diseñado en alianza con el Centro de Gestión de la Calidad del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) de conformidad con la Norma ISO 9001/2015.

Pero, ¿qué constituye un sistema de gestión de la calidad? Se trata de una herramienta que facilita que las organizaciones puedan planear, ejecutar y controlar las actividades necesarias para el desarrollo de su misión, a través de la prestación de servicios con altos estándares de calidad, los cuales son medidos a través de los indicadores de satisfacción de los usuarios.

Entonces, contar un buen sistema de gestión de la calidad trae consigo una serie de beneficios tanto para el público externo como interno. Mientras el público externo recibe servicios oportunos, eficientes y de calidad, y ahorra esfuerzos y dinero al no tener que repetir pasos y documentación, el público interno puede reducir el esfuerzo tanto físico como mental, aumenta el grado de satisfacción en sus actividades diarias, mejora el clima organizacional y reduce las molestias ocasionadas por excesos o no de trabajo.

La gestión de la calidad requiere: un mayor énfasis en el papel de la máxima dirección, medir la satisfacción del cliente, la mejora continua, enfoque de proceso, planificación de la calidad; considera los beneficios y necesidades de todas las partes interesadas.

Por ello, en el Sistema de Tribunales Cubano, la gestión de la calidad permite el fortalecimiento del clima organizacional expresado en la ordenación, estructura y funcionamiento de cada institución, para garantizar la actividad jurisdiccional.

Esto implica que en el accionar de jueces y trabajadores en general prevalezcan siempre valores propios e inherentes a la organización, tales como la imparcialidad, la honestidad y la racionalidad en el momento de hacer cumplir la misión para la que fue constituido, según establece la ley 82 “De los Tribunales Populares”.

Entonces, cabe preguntarnos, ¿cuáles son los retos que en materia de calidad, debe asumir el Sistema de Tribunales Cubano? Ello puede encontrar respuesta cuando hablamos de los valores y preceptos éticos garantes de la efectiva tutela judicial, los cuales se expresan en la celeridad de la tramitación de los procesos judiciales, así como en el efectivo cumplimiento de sus decisiones.

También en el actuar con transparencia, respeto y cumplimiento estricto de las garantías y derechos de las partes y todos los participantes en los asuntos judiciales; la adopción de decisiones acertadas, comprensibles, debidamente fundamentadas y argumentadas desde el punto de vista legal, caracterizadas por su racionalidad y sentido de lo justo; deben ser capaz de dar respuesta, precisa y oportuna a los conflictos suscitados, resueltos con apego al Derecho.

En sentido general la gestión de la calidad en la labor de los tribunales constituye una máxima que acompaña o debe acompañar a jueces y trabajadores cual “espada de Damocles”. Cualquier equivocación, por efímera que parezca, constituye un peligro para mantener en alto la misión del Sistema de Tribunales.

 

5/5 - (1 voto)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre