La Edad de Oro, un libro para la esperanza

0
162


La estancia de José Martí en Nueva York no solo fue provechosa para preparar la guerra necesaria a favor de la libertad de Cuba, fue además el escenario y el momento para dar a la luz a unos de los textos imprescindibles de todas las : “La Edad de Oro”.
Entre julio y octubre de 1889, se publicó esta revista, hoy considerada el libro que debemos tener siempre a la mano. Crecimos con cuentos, poesías y ensayos que encantaron nuestra niñez, entre ellos, Tres héroes, Bebé y el señor Don Pomposo, Nené traviesa, Dos Milagros, Los dos príncipes, La perla de la mora , Los zapaticos de rosa, Un paseo por la tierra de los anamitas, entre otros.
Desde su inicio, nuestro Héroe Nacional ideó una publicación mensual. Se cuenta que las diferencias entre Martí y su editor, propiciaron que solo salieran cuatro números, recogidos en el libro con el propio nombre a cargo de Gonzalo de Quesada, alumno del apóstol.
Lo cierto es que la esperanza del mundo tiene la bendita suerte de contar con este ejemplar, rico en valores morales e infinito amor. En cada página se descubre al Martí revolucionario, justo y gran devoto de la verdad.
A más de 130 años de creado este volumen, permanece viva su esencia. Su riqueza literaria, el grabado en sus páginas, sus ilustraciones definen a La Edad de Oro como un preciado tesoro, cautivador, necesario para todos los tiempos y para los niños de Cuba y del mundo.
La Edad de Oro es un libro para enriquecernos cultural y espiritualmente. Aunque fue dedicado a los niños y niñas, se puede disfrutar desde ese pequeño que se lleva dentro.
Tal y como lo expresó en cierta ocasión el Doctor Salvador José Arias García, quien se desempeñó hasta su muerte como especialista del Centro de Estudios Martianos, la perennidad de este libro se debe a que su autor pensó esta obra para el futuro, porque hablar a los niños, convencerles, transmitirles ideas garantizaba el porvenir.

 

Dejar respuesta

Comentario
Nombre