La Edad de Oro, un incentivo a la virtud

0
64

La Edad de Oro ha sido y es ese libro que desde los primeros años de vida se hospeda en nuestro hogar; la familia y los maestros en las escuelas conducen por esos hermosos senderos que propicia la lectura de ese regalo que nos dejó el más universal de los cubanos: José Martí. Esta es mi propuesta de hoy.

La Edad de Oro fue una revista mensual dedicada al recreo y la ilustración de los niños que empezó a publicar José Martí en Nueva York en el mes de julio de 1889 y de la cual sólo se publicaron cuatro números.

Sin lugar a dudas fue un espacio muy amado por el apóstol porque le permitía llegar a niños y niñas a quienes mostraba cuan necesarios son los valores.

La revista contiene cuentos, versos y artículos instructivos como «Tres Héroes», en que Martí presenta a los niños tres de los grandes patriotas de nuestra América: Bolívar, San Martín e Hidalgo; «Las ruinas indias», donde describe de forma inigualable las ciudades desaparecidas de la América indígena; y «El Padre las Casas», donde hace un estudio admirable del gran defensor de los indios.

Desde la dedicatoria, percibimos muy cercano al maestro que dispuso la virtud como ruta para emprender el mejor camino. En los cuentos, poesías y ensayos de La Edad de Oro apreciamos sensibilidad, humanismo y mucho amor. Decoro y justicia también se perciben como enseñanzas para ser personas de bien.

José Martí, desde esa mirada que lo hace inmenso cautiva con la perspectiva de llenar nuestras tierras de hombres y mujeres decorosos, sugiere desde la lección más pura la búsqueda de conocimientos y regala hermosos escritos que despiertan el interés por ser mejores seres humanos.

Hace 132 años que vio la luz La Edad de Oro, publicación mensual escrita en forma conversacional en cuyas páginas habitan la delicadeza y el esmero de quien precisó en la niñez la esperanza del mundo.

Irrumpe en este siglo con un mensaje escrito desde otro siglo para hoy y mañana, en el que José Martí a través de cuentos, versos y artículos brinda instrucción e incentiva valores. Para todos los tiempos, es imprescindible llegar al más universal de los cubanos.

Dejar respuesta

Comentario
Nombre