La cultura del detalle y los detalles que urgen

0
210

Más de una vez se ha hablado desde la máxima dirección del país hasta todos los niveles en orden descendente de la cultura del detalle, de cuán importante es obrar bien y desterrar todo vestigio de chapucería, conformismo y apatía.
Sucede que vivimos un tiempo complejo, crisis económica, inflación, la Covid y la otra pandemia: el bloqueo y todo ello nos resta, nos estropea el bienestar que nos merecemos; pero si en medio de esa realidad que vivimos tropezamos con la ausencia de cultura en esos detalles que urgen tener en cuenta, a dónde vamos a parar.
La cultura del detalle está en esos aspectos imprescindibles como el buen trato, la cortesía, la calidad, todas las maneras que propicien agrado y complacencia a quien recibe un servicio.
La calidad es aún talón de Aquiles, por solo citar un ejemplo, el más reciente picadillo recibido en el mercado gana la más baja calificación. Sabor, presencia y olor hablan por sí solos. La pregunta es ¿Pasó ese producto por una Comisión de calidad? si pasó, habrá que revisar el gusto que debe tener problemas.
Es inadmisible que en un mercado no se puedan identificar algunos productos que se ofertan, porque la escritura estampada en el cartel es para distinguir con lupa. Hay formas de hacer visibles las ofertas, que no son muchas pero perderlas duele.
Los detalles son también prioridad, van en la educación misma de cada quien, en el respeto al semejante, en la manera óptima de prestar un servicio, en la forma del buen decir, en la cortesía y en el buen gusto.
Podemos vivir días tensos y marcados por esta realidad a la que no somos ajenos, pero podemos hacerlos más llevaderos si ponemos las mejores intenciones, si no caemos en la despreciable chapucería y en el hacer por cumplir sin tener en cuenta la calidad.
Es necesario saber que la cultura del detalle no es una frase más, no es slogan, la cultura del detalle es menester incorporarla en todos los órdenes de nuestras vidas, es servir a los demás como requerimos ser servidos
Entonces, intentemos cada día ser mejores, pongamos en el hacer más que en el decir todo lo que ilumine y alumbre la esperanza.

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre