Gabi (II), una historia que merece ser contada (+Fotos y video)

0
637
Carlos Gabriel Díaz Leiva
Carlos Gabriel Díaz Leiva

Oportunos golpes de raqueta, edifican hoy su sueño, ese que hace unos años atrás, cuando lo conocí, me denunció su sonrisa retadora. Entonces coleccionaba ya múltiples premios nacionales, pero el empeño latente en cada uno de sus movimientos evidenciaba que Gabi iría por más.

Una suerte de complicidad se adueñó de nuestro diálogo. Sin prótesis, me recibió para mostrarme su verdadera estatura. Ante mis ojos se presentó,  sin pudor, con la satisfacción de quien no necesita esconder su discapacidad  física, porque “Quién tiene mucho adentro, necesita poca afuera…”

En el  carismático joven, descubrí a una persona libre de prejuicios, sin miedos, quizás, esa allá sido su principal carta de triunfo en la vida “No he escondido nunca quien soy, ni la ausencia de mis piernas, con las prótesis corro, monto bicicleta, bailo, con limitaciones claro”, me cuenta.

En el 2008 inicia con la práctica del Tenis de Mesa y se entrena con atletas sin discapacidad, experiencia que le ha aportado el fogueo necesario, impulso, sin dudas de su desarrollo como deportista.

El primogénito de Marisol es un hombre dichoso. De su familia recibió amor, no lástima, guía y protección, además de la confianza necesaria para enrumbar sus pasos.

Entrenadores, amigos, amores, vecinos y conocidos completan la nómina que llena de regocijo a Carlos Gabriel, un jovencito que conoce bien la fortuna del apoyo de todos.

Confieso que Gabi  se convirtió, para mí, en una  lección de vida, un ejemplo de voluntad premiada  y la prueba incuestionable de que detrás de cada triunfo, hay una historia que merece ser contada.

5/5 - (7 votos)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre