Fidel: un hombre del presente

0
31
Fidel_Marti-foto tomada de Tiempo21

Al meditar  por estos días sobre la batalla del presente llega a mi memoria la figura de Fidel, luchador incansable por los destinos de esta tierra y por el sostenimiento de la convicción por dignificar con hechos el decoro y la independencia de esta tierra.

Tal parece que la vida signó a la isla de Cuba con la entereza y la perseverancia ante el sano objetivo de crecerse en defensa de sus ideales. Por eso, una vez traspasado un escollo, llegan  a su pueblo tareas más exigentes, donde nuevamente la presencia del líder cubano reaparece, encarnada en aquellos dispuestos a seguir el ejemplo y hacer valederas sus palabras.

Quien haya seguido de cerca el recorrido histórico de Cuba desde el triunfo revolucionario, podrá corroborar la veracidad de estas ideas, porque en cada peldaño del ascenso hasta el presente, han conducido a su pueblo a la victoria en cada etapa.

Por eso en este presente, insospechado hace apenas dos años, el legado de Fidel adquiere una vigencia indiscutible, teniendo en cuenta la necesidad de ser leales a una causa que es de todos y podemos ganar solamente si todos respondemos con firmeza a la disyuntiva de rendirse o salvarnos.

Creo que como nunca antes el  imperativo exige la unidad y la cohesión, esas que hemos aprendido a través de los años y que nos han salvado a la larga por la fidelidad sostenida a los principios de la sociedad que defendemos.

Hoy no se lucha solamente contra las torpes medidas criminales, reforzadas sin piedad durante la pandemia, como si el adversario viera en el virus un aliado que le puede ayudar a derrotar a quien no han podido antes.

Frente a ese macabro contubernio solo tenemos a un pueblo apenas sin recursos materiales, pero bien armado de ideas contundentes que durante seis décadas han dado fe de cuánto valen.

Seguidor del ideario martiano Fidel supo impregnar en el pueblo ambas enseñanzas, seguro de que trincheras de ideas valen más que trincheras de piedra y demostró el valor insuperable de la unidad.

Por eso cuando nos preguntamos sobre la vigencia del líder cubano en nuestros días, basta con reflexionar sobre cuán necesarias son sus ideas hoy en todas partes del país, para conservar nuestras conquistas a pesar de todo y salir victoriosos frente a una epidemia que amenaza con aniquilar la humanidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Comentario
Nombre