Evelito: imposible nombrarte en pretérito

1
562

En ocasiones una descubre que las palabras no asisten cuando una las reclama. La amargura que provoca una noticia que duele retuerce el ánimo y entonces los recuerdos aparecen al galope para perpetuar al amigo que ha tomado camino a la eternidad sin previo aviso.
De Evelito escribí anoche con la esperanza anudada al corazón, con el dolor que provoca saber que la Covid anda pisando talones, hambrienta, depredadora. Hoy me ha costado volver a escribir. Me lastima nombrarle en pretérito. Me asusta el vacío, el silencio.
Radio Camoa es ese sitio que lo supo parte de un grupo de soñadores, que amamos hacer radio. Vivimos experiencias inolvidables, travesuras, y en ellas estuvo aquel joven locutor, carismático, alegre, ocurrente a más no poder.
Siempre tenía a merced de cualquier tiempo una sonrisa. Es extraño pero nunca lo vi bravo y decir nunca es palabra mayúscula pero, él tenía la habilidad de convertir lo serio en agradable y lo muy serio en divertido.
Ahora, me cuesta mencionar que ya no estará más, que no lo encontraré en la calle, ni coincidiremos tan insospechadamente en mi natal Santiago de Cuba, me duele decir adiós al amigo que tuvo para bien ser un tipo chévere, natural, auténtico. No es fácil.
Evelio Rodríguez Mesa, aquel locutor que dejó para siempre su voz en radio Camoa, ha muerto. Otra pérdida que asesta la Covid19 y yo, no encuentro la manera idónea para despedirle. No aparecen las palabras que me puedan socorrer en este momento cuando me atropellan las lágrimas. Cierro mis ojos y anudo entonces su sonrisa.

1 Comentario

  1. Sí, Maricel, es una dolorosa y triste pérdida. Fui médico de su papá y con él coincidí en numerosas ocasiones en casa de Carlos Alberto, realizador de sonidos de Radio Camoa, y gran amigo suyo. Que Dios lo cuide siempre!!

Dejar respuesta

Comentario
Nombre