En la memoria un crimen aún sin castigo

0
113
Han pasado los años y cada 6 de octubre trae a la memoria un hecho abominable, el crimen de Barbados, en el que perdieron la vida 73 personas.
Regresaba a Cuba, en aquel vuelo de Cubana de Aviación el equipo de esgrima, vencedor, traían la alegría por el triunfo y la satisfacción por su exitosa participación en el Campeonato Centroamericano y del Caribe, realizado en Caracas, Venezuela.
El dolor se multiplicó a lo largo y ancho de la isla, era inadmisible aquel horrendo crimen que cegaba la vida de personas inocentes; el odio alimentó las manos asesinas que impunemente detuvieron la esperanza y aniquilaron las sonrisas de amigos y familiares de las víctimas, de toda Cuba.
Las primeras fallas y explosiones mortales se produjeron pocos minutos después de salir de Barbados donde se había hecho escala. Todo sucedió rápidamente, sin dar tiempo a nada que pudiera salvar a los pasajeros y tripulación. Y consta que lo intentaron con gran pericia.
El vuelo regular CU-455 de Cubana de Aviación no llegó a su destino, en pleno vuelo la detonación de dos bombas paralizó aquel 6 de octubre, marcando con dolor y luto a la mayor de las Antillas.
Han transcurrido 47 años, pero la memoria acoge indignada aquel hecho que todavía clama por justicia.
Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre