El ahorro de agua y la responsabilidad social

0
230


Según el último informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), más de 2.100 millones de personas no tienen acceso a agua potable o sistemas de saneamiento. Eso significa que 3 de cada 10 personas viven sin agua potable en su casa.
El agua es un recurso finito, escaso y vulnerable, que está cada vez más amenazado. En Cuba, durante los últimos años, reiteradas sequías han dificultado el abasto de este recurso a la población y a entidades estatales.
La lluvia es la fuente más importante de agua en nuestro país; de ella proviene más del 98% de la que se utiliza. así lo cofirman estudios vinculados con el cambio climático; en la Isla se registró una disminución de más de 40 milímetros en la media de precipitaciones en las últimas décadas.
Según los parámetros de la Organización Mundial de la Salud, en términos de equidad entre usuarios, el consumo suficiente en el sector doméstico o residencial es de 50 a 100 litros por habitante por día. En Cuba se logra una relación de 100-150 litros por habitante por día.
Otra problemática que genera preocupación en torno a este tema es las cuantiosas pérdidas de agua que se producen a causa de salideros y roturas. En San José de las Lajas, las inundaciones por los salideros no son comunes, en los últimos tiempos han disminuido y hoy en el municipio quedan apenas 2 por ser resueltos según el informe del Departamento de Higiene de la Dirección Municipal de Salud.
Debemos cambiar nuestra relación con el agua, adoptar medidas de sostenibilidad para garantizar el futuro. Para lograr este objetivo el estado ha adoptado disímiles medidas en aras de contribuir al ahorro eficiente de este recurso natural. Diversos sectores trabajan en emplear solo el necesario, y algunos, en reciclarlo.
De igual forma, para asegurar su protección y la sostenibilidad de los beneficios que aporta, se comenzaron a implementar paulatinamente medidas como: metrar y aplicar tarifas como herramientas que han mostrado su efectividad en el ahorro de este recurso.
No es posible lograr el bienestar social, la elevación de la calidad de vida de la población o la actividad económica sin el uso racional y la gestión sostenible de los recursos hídricos, de ahí la importancia que tiene el agua, como parte esencial de su dimensión ambiental.

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre