Descubrir al Che en su relato “El cachorro asesinado”

0
891

En este 2017 se cumple medio siglo del asesinato de Ernesto Guevara de la Serna, en Bolivia. Su impronta nos guía para fomentar valores en las nuevas generaciones que desean imitarlo por su grandeza y humanismo.

La cualidad del Che como escritor constituye, especialmente para los que estudiamos Literatura, una de sus más relevantes virtudes. 

Los Pasajes de la guerrarevolucionaria son verdaderas fotografías de la selva y de los combates del Che y sus compañeros, al punto de hacernos vivir la historia con una realidad sobrecogedora. 

Pero me referiré a una de las anécdotas, “El cachorro asesinado” que la prefiero entre otras, tan humanas como esta, por mi empatía con los perritos. 

La historia es sencilla; pero conmovedora. La columna del Che opera en el terreno y se dispone a emboscar al enemigo; pero de pronto, sienten a sus espaldas un ladrido lastimero. Es la mascota del campamento, un perrito de caza, con solo unas semanas de nacido, que camina tras ellos. Y el Che se ve obligado a sacrificarlo por el riesgo de que descubra, con sus ladridos, a los combatientes. 

Ciertamente se aprecia en la descripción de la muerte del perro ahorcado un testimonio de profundo sentimentalismo, el Che muestra en este relato su afecto por estos animalitos, certificando que son, sin duda alguna, los mejores amigos del hombre, siempre y cuando no constituyan un peligro. 

En la narración hay una veracidad a toda prueba y con la utilización del adjetivo asesinado hace que la culpa a sí mismo salga a la luz, predicando con el ejemplo, aunque eso afectara su imagen. Una vez más, notamos esa entereza moral que fue tal vez el rasgo más persistente y admirable del carácter del Guerrillero Heroico. 

La cinematografía de sus descripciones, el uso de los tiempos verbales, la selección certera de sustantivos y adjetivos, la estricta relación entre contenido y forma, constituyen aspectos esenciales para “engancharnos” con este relato. 

Para los que amamos la compañía de una mascota como el perrito de la historia guevariana, la lectura de “El cachorro asesinado” será un momento de verdadera reflexión.

3/5 - (3 votos)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre