Cultura de género, una asignatura pendiente  

0
174

Mucho se habla en estos tiempos de cultura de género. También aludimos al género y comunicación. Innumerables son los esfuerzos en ganar terreno en un tema tan importante como este, donde la mujer es el centro de los debates.

Y en esa pretendida idea de equidad e igualdad de derechos entre el hombre y la mujer trabajan diferentes organizaciones, instituciones y medios audiovisuales para que la labor sea visible y colectiva.

Desde el triunfo revolucionario hasta la actualidad, se ha avanzado significativamente en la emancipación de la mujer. Su autonomía para tomar decisiones, desempeñar roles importantes y asumir posturas en la sociedad demuestran la construcción de una democracia plena y verdadera.

A estos cambios Fidel Castro les llamó “las luchas de Vilma”. A ella se le confiere la realización de un sueño a favor del sexo femenino; pues conocía de la capacidad de la mujer para transformar su entorno. Entonces nacieron las alfabetizadoras, salieron de casa para lograr una independencia económica, se capacitaron y se convirtieron en una verdadera revolución dentro de la revolución.

Para fortuna nuestra, en Cuba existe todo un corpus legal que solidifica la presencia de la mujer dentro de la sociedad. La nueva Constitución de la República de Cuba la ampara como figura  importante dentro de la familia. A la vista de todos, somos la columna vertebral. Participamos activamente en las tareas de la revolución, en la educación de los hijos, en su formación de valores. Aportamos a la economía del país y somos más del 50 por ciento de la fuerza profesional.

Para nada hemos llegado al final del camino. Este es largo y empedrado. Todavía hay mujeres a la sombra que libran desafíos;  pero somos un contingente que sabe de perseverancia y de amor.

La cultura de género es hoy tema problema en todo el mundo. Una asignatura, sin dudas, todavía  pendiente.

5/5 - (1 voto)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre